La jueza federal María Servini de Cubría ordenó ayer el allanamiento de la Dirección de Informática del Consejo de la Magistratura, en el marco de la investigación sobre presuntas irregularidades en el sorteo de las causas.
La magistrada dictó la medida en medio de la investigación que se inició a raíz de la denuncia efectuada por la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.
La presentación de la legisladora de Cambiemos se basó en declaraciones de la propia Servini, quien a principios de julio pasado había advertido que el sistema de sorteos de juzgados podía ser "manipulable".
La magistrada se expresó de esa forma luego de que en abril pasado, al sortearse la investigación de la muerte del fiscal Alberto Nisman, primero fuera designado el juez federal Sebastián Casanello y después su par Julián Ercolini.
El allanamiento tuvo como finalidad la verificación del sistema de seguridad del programa que efectúa el sorteo de las causas. "Así como manipularon el sorteo de la causa Nisman, que cayó primero en lo de Casanello y después fue a Ercolini, se tendrían que investigar los sorteos en todos los fueros", había dicho Servini.
Poco antes, el fiscal federal Juan Pedro Zoni había pedido investigar el episodio puntual del expediente que investiga las circunstancias en las que murió el extitular de la Unidad Fiscal AMIA en el fuero federal.
El suceso ocurrió el 11 de abril pasado, cuando se produjo un error informático en pleno sorteo en la Cámara Federal porteña, lo que motivó repetir el procedimiento, dando un resultado diferente.
En la pantalla figuró una advertencia sobre un "fallo en la transacción" y luego indicó que la causa había sido asignada al Juzgado Federal 7, a cargo de Casanello. Luego, la computadora advirtió otro "error" y el presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, dispuso anular el sorteo y realizarlo nuevamente, tras lo cual el caso quedó a cargo de Ercolini.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora