La Justicia Federal de Salta allanó ayer las unidades carcelarias federales de General Güemes y Cerrillos, donde se logró constatar el déficit alimentario y la baja calidad de la comida que provée la empresa contratada por el Servicio Penitenciario Federal.
Todo se inició con las denuncias realizadas por internos que desde hace tiempo venían quejándose por esta situación.
En el caso tomó intervención el juez federal número dos, Miguel Antonio Medina, quien libró las órdenes de allanamientos para los dos establecimientos carcelarios.
Intervinieron representantes de dicho juzgado, de la Fiscalía federal a cargo del coordinador de distrito, Eduardo Villalba, y de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), entre ellos los fiscales José Nebbia y Fernando Vallone.
En ambos procedimientos participó personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). "Lo de la mala comida surgió por un hábeas corpus presentado por un grupo de internos, lo que fue corroborado por esta fiscalía", explicó Villalba a El Tribuno.
De acuerdo con lo informado en su página web por el Ministerio Público Fiscal "el déficit alimentario que padecía la población alojada en esas unidades no se condice con las holgadas partidas presupuestarias destinadas a la adquisición de alimentos".
Por tal motivo se inició una investigación contra la empresa Sial, que tiene a su cargo la provisión de la comida en varias unidades carcelarias del país.
Durante los allanamientos de ayer el juez dispuso el secuestro de documentación, tanto en los dos penales como en las oficinas de Sial en Salta.
"Estamos en el inicio de las investigaciones, ahora hay que verificar la documentación y escuchar a los internos", indicó el fiscal Villalba.
El allanamiento se extendió también a la Dirección Nacional Penitenciaria, ubicada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en búsqueda de documentación.
Operativo simultáneo

En forma simultánea también la Justicia allanó la unidad carcelaria de Olmos, en Buenos Aires, donde la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) y la Comisión Provincial por la Memoria denunciaron las condiciones infrahumanas en que viven los presos.
Durante la inspección en los pabellones denominados "Separación de área de convivencia" -conocidos en la jerga carcelaria como "buzones"- solicitaron que se investigue la responsabilidad de los agentes penitenciarios.
Al mismo tiempo la procuraduría especializada interpuso una acción de hábeas corpus, para tratar de obtener una respuesta urgente frente a las graves irregularidades detectadas.

alimentario comprobado

La nutrición se contraponía a los fondos destinados a la comida. "Un relevamiento había constatado déficit alimentario en la población alojada en esas dependencias, a pesar de las importantes partidas presupuestarias destinadas a tal fin", difundió ayer el Ministerio Público de la Nación tras los allanamientos realizados por la Justicia en las cáreceles federales de General Güemes y Cerrillos.
El instituto penal de Cerrillos fue inaugurado en 2007 y estaba destinado a ser un establecimiento modelo en el tratamiento de los internos. Tiene capacidad para alojar a 112 personas en dos pabellones.
El complejo penitenciario federal ubicado en Güemes, en tanto, tiene capacidad para 294 varones y 133 mujeres. Comenzó a funcionar el 27 de julio de 2011. "Se respetan aquí los derechos humanos, que deben ser restituidos a través de un sistema penitenciario inclusivo", dijo la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner el día de la inauguración, tras recorrer el edificio.
En ambas cárceles, la mayoría de los presos están acusados de tráfico de drogas.

En paralelo, en Olmos

La inspección en la cárcel de Olmos, en Buenos Aires, contó con la participación del titular de la Comisión Provincial por la Memoria y premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. "Durante el recorrido quedaron en evidencia las pésimas condiciones de infraestructura y el cuasi abandono de los detenidos", señala la página del Ministerio Público. También se corroboró la escasez de alimentos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


federico ramon corbalan
federico ramon corbalan · Hace 4 meses

que MALAGRADECIDOS H..DE MIL P...ACA DEBERIAN COMER ACA MISMA DE ELLOS ..QUE SE MUERAN DE HAMBRE ...TODO SALE DE NUJESTRO SUELDO

facu lopez
facu lopez · Hace 4 meses

QUE SE CAGUEN POR ALGO ESTAN AHI PORQUE VIOLARON LOS DERECHOS DE ALGUNA PERSONA DESDE ESE MOMENTO NO TIENEN MAS DERECHOS HDP

RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 4 meses

Y los pelotudos de los jueces y fiscales para eso si tienen celeridad para actuar, para ver como comen y se alimentan las lacras pero, cuando se pide justicia se rascan la paloma y las bolas estos manga de HDP. Podemos estar años clamando justicia y ni mierda pero, claro los nenes quieren bife con papas fritas y huevo y flan casero de postre, café con medias lunas y un cigarrillo para asentar, MANGA DE HIJOS DE PUTA LOS PRESOS Y ESTOS REPRESENTANTES DE LA JUSTICIA DE MIERDA QUE PARA UNO NUNCA LLEGA.

CRUZ GUSTAVO
CRUZ GUSTAVO · Hace 4 meses

ME IMAGINO QUE SE QUEJAN TANTO ESTOS PRESOS ESTARAN TRABAJANDO CON ALGUN OFICIO EN EL PENAL PARA PODER PAGAR SU ESTADIA, COMIDA, POR ALGO ESTAN ENCERRADOS EN ESOS LUGARES


Se está leyendo ahora