En un contexto de fuerte caída de las economías, y especialmente la brasileña, los gobiernos de la Argentina y Brasil intensificaron las reuniones en procura de lograr un mayor equilibrio en el intercambio comercial. Uno de los sectores más perjudicados es el automotor, por cuanto persiste un acuerdo que favorece al vecino país.
Tanto es así que los números del primer trimestre muestran un rojo para la Argentina de US$1.112 millones y una proyección anual de US$4.183 millones, según datos de Abeceb, cuando en 2015 el déficit comercial fue de US$2515 millones.
Alonso López, un empresario con mucha experiencia en la actividad, se encuentra en Buenos Aires participando de distinta reuniones. Ayer habló con El Tribuno sobre diferentes temas.
¿Cuál es la situación más preocupante?
Frente a las distintas medidas impuestas y a pesar de comentarios adversos, en las concesionarias no hay despidos, pero consideramos que se debe trabajar en una urgente disminución de la presión impositiva, que existe actualmente provocando un costo cada vez más alto.
¿Es una desventaja con otras regiones?
Efectivamente existe una invación zona, debido a que otras provincias ya lograron una disminución de los impuestos y procuran ampliar sus mercados comerciales; es decir que debemos trabajar muy rápido para lograr un equilibrio, por cuanto la competencia será desigual. De otra manera caerán las ventas y esa situación es preocupante. Ya lo vivimos en épocas anteriores, cuando el mayor costo lo sufrían los trabajadores.
¿Cómo están en el tema laboral?
Acompañamos con madurez la situación que se viene viviendo en el campo salarial. Se acaba de cerrar el acuerdo con Smata, que puede ser trimestral y cuatrimestral, analizando el comportamiento del índice del costo de vida. Lo venimos haciendo hace cuatro años. Hay una comisión que trabaja en forma conjunta, no solo en el aspecto salarial, sino también en otras cuestiones que sirvan para mejorar.
¿Qué perspectivas tiene de aquí hasta fin de año?
No calculamos un año mayor de venta en lo que se refiere a patentamientos, respecto al año pasado, a pesar de que en los últimos tiempos hubo un repunte, pero el sector siempre se recompuso comercialmente. Se vienen nuevos modelos de autos, hay anuncios confirmados, tratando de recuperar participación en el mercado y eso es importante. Es clave el acuerdo con Brasil.
¿En qué situación se encuentra?
El ministro de Producción, Francisco Cabrera, se reunió hace unos días en Brasilia con su par Armando Monteiro, a quien le transmitió la fuerte preocupación local por la posible entrada masiva de productos brasileños a la Argentina debido a los sobrestocks existentes por la caída del consumo. Incluso, las importaciones están creciendo más que las exportaciones y en gran parte se debe al ingreso de vehículos terminados. El debate consiste en que la industria argentina tenga una mayor participación.
¿Cómo están las negociaciones?
Hasta el momento y de acuerdo a las últimas informaciones, el intercambio va a ser renovado en el mes de junio. La preocupación para nuestro sector es que ingresen muchos autos importados perjudicando a la industria nacional. Los sindicatos quieren que se completen los autos con materia prima realizadas en el país; es decir, con mayor participación y desarrollo de las autopartes. Ese es el desafío.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora