Puente Norte, la única entidad que en el departamento San Martín asiste a personas de todas las edades con problemas de adicciones, recibe alrededor de 170 consultas en forma mensual y mantiene bajo tratamiento, con la modalidad de internados, a unas 15 personas.
La semana anterior Puente Norte y otras instituciones locales, como lo explicó su titular la licencia Valeria Taboada, realizó diversas actividades con el objeto de concientizar sobre el consumo de sustancias prohibidas y sus graves consecuencias.
Quienes se encuentran bajo tratamiento, sea en la modalidad de internados o como ambulatorios, realizaron una muestra de afiches junto a estudiantes del colegio San Martín y participaron de un debate en el que se planteó la temática de las adicciones.
Para la segunda mitad del año la entidad se propone salir de sus instalaciones. "Para esta segunda mitad del año tenemos la intención de salir a la comunidad, en especial a las comunidades barriales que más lo necesitan, con un consultorio móvil con el fin de evacuar todas las dudas que los padres y los jóvenes tengan respecto de las adicciones. Actualmente tenemos un número importante de internos y recibimos alrededor de 170 consultas mensuales; estos datos nos indican que debemos seguir trabajando en esta temática", dijo la profesional.
El trabajo de Puente Norte se enmarca dentro de los lineamentos de la Ley 26657 de salud mental.
"Hemos tenido internos desde los 11 a los 28 años pero también de más edad. La modalidad de internación la planteamos en el último de los casos porque el tratamiento se visualiza intentando que los residentes en Puente Norte sean acompañados por la familia. Nuestro pensamiento es que se debe trabajar en conjunto con la familia y el entorno familiar. Quien llega a esta instancia de adicción seguramente debió haber transitado por una serie de situaciones que lo han ido debilitando", expresó Taboada.
Diferentes tipos de demandas
De los pacientes que se encuentran bajo tratamiento en Puente Norte, existen diferentes tipos de demandas. "Hay pacientes que se acercan por propia voluntad, se dan cuenta de la situación en la que se encuentran y quieren salir y volver a una vida mejor. Pero también tenemos la demanda judicial, que lamentablemente es un porcentaje muy alto, y que podríamos considerarla como demanda compulsiva. La experiencia nos dice que los tratamientos que son más exitosos son los de aquellos residentes que llegan por propia voluntad y que reconocen que en su vida algo no está bien", explicó la responsable.
En la actualidad Puente Norte cuenta con cuatro sicólogos, a los que se suman operadores terapéuticos, enfermeros , talleristas y administrativos.
Como la entidad local depende del Ministerio de Salud de la Provincia cuenta con el apoyo de las horas guardia de los médicos del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal.
"Por cualquier interconsulta trabajamos en forma coordinada y en caso que se requiera una desintoxicación, situación que no se presenta en todos los casos, se traslada al paciente desde Puente Norte en ambulancia hasta el hospital. A veces son acompañados por nuestro personal, en otras ocasiones por su familia. Lamentablemente en los últimos tiempos está quedando en evidencia la ausencia del grupo familiar". comentó.
Hasta hace algunos años los profesionales de Puente Norte afrontaban mensualmente otro grave inconveniente que no pasaba por el trabajo que desarrollan en sí, sino por la falta de cobro de honorarios.
"Todo lo que hace al mantenimiento y comedores lo sustenta la comuna. Desde la Provincia se registraron atrasos en el depósito de los fondos, que fueron cubiertos con recursos municipales. Afortunadamente ya no tenemos que esperar varios meses para cobrar porque para la municipalidad de Tartagal es evidente que el trabajo que desempañamos es importante y eso nos llena de satisfacción", expresó la directora Valeria Taboada por último.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora