La persistencia de vómitos por encima de cuadros diarréicos y otros malestares estomacales hacen prever que los alumnos del nivel primario del Colegio San Alfonso habrían sufrido una intoxicación. Alrededor de 200 chicos no fueron a clases o se retiraron del establecimiento el jueves y las investigaciones del caso aún continúan. Así lo adelantaron a El Tribuno desde Epidemiología del Primer Nivel de Atención de Salud de la Provincia.
La mayoría de estudiantes ya se encuentra en buen estado, según se conoció ayer. "Podría ser una intoxicación porque persistió el vómito más que los otros síntomas pero aún estamos realizando encuestas a los padres para conocer qué comieron o bebieron los chicos durante los días previos. Además, estamos a la espera de los resultados de estudios que enviamos a realizar", dijo Víctor Linares, médico a cargo del área, quien resaltó que entre los productos sospechosos figuran los "juguitos" que se venden en las afueras del colegio.
"Estamos realizando encuestas a los padres para conocer qué comieron o bebieron los chicos"Víctor Linares, Primer Nivel de Salud
El agua, las instalaciones (baños, tanques, desages y canaletas) y el kiosco que funciona en el colegio son puntos centrales de los análisis que se efectuaron, en los que intervinieron especialistas de Bromatología de la Municipalidad y Aguas del Norte. Estiman que los resultados estarán listos durante el fin de semana.
Sin recordar una situación similar a ésta, el facultativo no cree que se trate de un rotavirus. "Es muy difícil que sea rotavirus porque es una enfermedad de invierno y en niños menores de dos años", dijo.
En este sentido, sugirieron la realización de un coprocultivo a los afectados (prueba de laboratorio para encontrar organismos en las heces que puedan causar enfermedad y síntomas gastrointestinales).
"Es muy difícil que sea rotavirus porque es una enfermedad de invierno y en niños menores de dos años"

Las medidas

Entre las primeras indicaciones que efectuó la cartera sanitaria figuró la desinfección del establecimiento. La misma se realizó ayer y se supo que el colegio volvería a su funcionamiento habitual desde el lunes. Si bien en el nivel secundario solo hubo dos estudiantes afectados, las recomendaciones se extendieron a toda la comunidad educativa.
Antes del inicio de clases el establecimiento habría cumplido con los controles de agua e instalaciones pero por precaución se realizaron nuevamente.
Por lo pronto y hasta tanto se sepan las causas de lo sucedido, se recomienda que los estudiantes lleven alimentos y agua de sus casas cuando regresen a clases.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Andy Warhol
Andy Warhol · Hace 7 meses

Mis dos hijas van al colegio. una de ellas al jardín donde tienen su propio dispenser de agua. Ninguna lleva dinero para comprar en los kioscos, llevan la merienda desde casa y la mayor lleva agua mineral en su botellita. La mayoría de sus compañeritos tampoco compran en los kioscos. Ambas estuvieron con vómitos y más de la mitad de sus compañeros también. Todo el episodio se desarrollo en menos de 12 hs el día jueves y sólo en el turno tarde; hasta algunos docentes están afectados. Espero que desde Salud informen con exactitud los resultados de las pruebas bromatológicas y toxicológicas.

Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 7 meses

He mantenido siempre graves dudas sobre la higiene de los productos comercializados desde los carritos cerca de escuelas y colegios. ¿Existe algún control bromatológico municipal para estos pequeños negocios? Aparte, no se explica el por qué de su existencia, pudiendo los niños llevar desde su casa golosinas y alimentos mucho más sanos y económicos sin requerir de sus padres ningún esfuerzo adicional al momento de asegurar la salud de sus hijos.


Se está leyendo ahora