Alumnos integrantes del Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica 3.134 se organizaron para lograr una gran movida solidaria en beneficio de sus propios compañeros.
Todo surgió en el mes de abril, cuando alumnos del ultimo año se percataron que muchos de sus compañeros, especialmente los de primer año, no tenían su uniforme completo. "Quizá la crisis económica les impide tener el uniforme en tiempo y en forma", reflexionó Mariano, uno de los alumnos que colabora con esta movida solidaria.
Ahora, con la llegada del frío, los chicos que menos tienen son los más castigados.
Por ello, el Centro de Estudiantes del colegio, integrado por jóvenes de gran corazón y siempre al servicio de la gente, pensaron en armar un ropero solidario, el que tiene como fin ayudar a los alumnos ingresantes, principalmente, que no tienen posibilidades de gastar los más de 1.000 pesos que cuesta cada uniforme.
Así fue que durante varios días pasaron curso por curso recolectando uniformes que ya le quedan chicos, remeras, pantalones, equipos de gimnasia y el tradicional guardapolvo gris, y con todo eso formaron un ropero que funciona dentro de la misma institución, en calle Hipólito Yrigoyen de Orán.
"Gracias a la generosidad y la predisposición de padres y alumnos hoy muchos chicos tienen su uniforme reglamentario completo", dijo el chico.
Esta conducta altruista parece que no tiene límites, ya que a estos jóvenes no solo les preocupa la falta de vestimenta sino también los útiles específicos de la carrera, por lo cual también en el ropero se recolectarán útiles escolares, mochilas, ropa y calzado.
Iniciaron sus actividades en un lugar cedido por la Orden Franciscana en el colegio San Antonio, que se ubicaba en la calle San Martín N§ 118, lo que sería la actual calle Hipólito Yrigoyen.
La Escuela Técnica 3.134 cuenta con un plantel de más de 130 docentes y una matrícula que supera los 1.200 alumnos. La modalidad es Producción de Bienes y Servicios con orientación en Electromecánica y Construcción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora