Jóvenes, audaces, alegres, creativos, compañeros y dedicados a su proyecto que, de prosperar, será una ayuda para el resto de los alumnos de la escuela técnica Alberto Einstein. También, para el establecimiento educativo. Se trata de un proyecto de emprendedurismo escolar que consistió en crear una cooperativa escolar que tendrá doble objetivo: por una lado los alumnos podrán dar curso a sus proyectos electrónicos y, por el otro, tendrán un espacio para realizar las prácticas profesionalizantes que deben cumplir para recibirse de técnicos. La cooperativa se propone producir sistemas electrónicos y dar soluciones a los clientes que lo requieran.
Por el momento, el producto con el que vienen trabajando y con el que empezaron a desarrollarse hace dos años es un tablero electrónico para los clubes deportivos (foto). Pronto entregarán uno a Gimnasia y Tiro y hay otros interesados, como la Asociación de Básquet. El desarrollo de este proyecto les valió un lugar destacado en la tercera Feria Internacional de Emprendedurismo Escolar 2016 (FIIE) que se realizó en Buenos Aires ente el 28 y 30 de junio. Denominado Rodiel, producción y diseños electrónicos, el proyecto de la cooperativa fue uno de los destacados entre los diez seleccionados de un total de 101 de Brasil, Chile, Colombia, Paraguay, Ecuador y más. Los 17 alumnos fueron representados por Regina Guzmán y María Candelaria Riveros, del curso, junto al profesor Armando Tolaba, de la especialidad Electrónica.
La idea
María Candelaria Riveros ESTUDIANTE "La cooperativa es para ayudar. Hay muy buenas ideas y no tenemos los fondos, por eso lo hacemos".
El profesor Emilio Figueroa, a cargo de la materia Laboratorio de Electrónica, les propuso a los alumnos de cuarto año, segunda división, del ciclo superior, armar este proyecto de emprendedurismo.
Para llegar a esta instancia y, por ende, al producto terminado, los jóvenes trabajan en equipo. Se dividen tareas y forman equipos de trabajo de tres integrantes. "Es muy bueno el trabajo en equipo porque ya nos conocemos todos y, además, porque todos aportamos ideas y nos ayudamos mutuamente", contó Candelaria.
También aprovechan al máximo las horas de la materia, durante la semana, y no se niegan a cumplir horas extracurriculares ya sea en la escuela o en la casa de algún compañero. Contaron que resignan fines de semana, e incluso vacaciones. El grupo, además de poder producir tableros electrónicos, tiene otros proyectos. Por ejemplo, armar una máquina con el sistema de control numérico computarizado (CNC) para hacer plaquetas electrónicas. "En el país no hay esa maquinaria y lo que nosotros nos proponemos es usarla a pequeña escala para hacer circuitos impresos", dijo Agustín Bozzoni.
Agustín Bozzoni ESTUDIANTE "El 22 de agosto viajamos a Santiago del Estero a la feria Técnicamente, para presentar el proyecto de la CNC".
Otro proyecto en el que están trabajando es un dispositivo para una pareja de discapacitados. "Son sordos, tienen un bebé y necesitan tener un alerta para cuando llora. Queremos hacer una pulsera que vibre cuando el bebé llore y estamos trabajando en esa idea", explicó Hernán Carestier.

La anécdota de la feria

El ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, eligió los trabajos. "El ministro nos saludó y dijo que le gustaba el proyecto, que iba a hablar con el secretario de Deportes Mac Allister para que nos tenga en cuenta", dijeron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora