¿Puede confirmar que se hará cargo del Inadi en Salta?
Así es. Me dieron la resolución de nombramiento a partir del 1 de marzo.
¿Cómo quedaría la situación con el delegado hasta ahora, Nicolás Hirtz?
La verdad es que no sé. Voy a ir a hablar. Voy a presentarme a las 8 de la mañana a charlar con la gente que está.
Es la Nación que determina quiénes son los delegados. Me dijeron que el delegado es una buena persona y espero poder charlar tranquilo.
¿Y qué pasaría con el resto del personal?
No lo sé, porque no sé ni cuántas personas nombradas hay. No conozco a la gente como para tener una apreciación.

¿De quién va a depender si el personal sigue?
Va a depender del Gobierno de la Nación. Yo no sé la situación ni la antigedad de cada uno.

¿Cuál es su proyecto de trabajo para el Inadi?
Si algo aprendí es que no es un tema provincial sino que bajan las políticas antidiscriminación de la Nación. Hay ejes temáticos sobre los cuales se van a bajar políticas. Eso es lo que vamos a hacer todos los delegados.
A los que somos de provincias del norte del país nos pidieron en especial el manejo de los pueblos originarios, que prestemos especial atención y tengamos una mirada sobre ese tema.
Realmente tengo que ver el mapa de la discriminación que hicieron acá y hablar con la gente que está trabajando.
Un tema siempre en debate, por lo menos en este último tiempo, es el de la zona roja y las transexuales, que son agredidas por la Policía. ¿Qué piensa que se puede hacer en ese sentido?
Cuando hagan denuncias por discriminación se las vamos a recibir. Vamos a tomar cada caso con toda la atención que merece. Y voy a esperar a ver qué es lo que determina el Concejo Deliberante con la zona roja.
¿Qué posición tiene sobre los temas de identidad de género?

Lo que pienso es lo que dice la ley argentina. En lo particular, estoy absolutamente a favor de la diversidad. La posición del Inadi creo que ha sido clara durante todos estos años.
Desde la Defensoría del Pueblo fuimos amicus curiae en uno de los primeros reclamos por el cambio de identidad en Salta. Hablo en lo personal.
¿Puede resumir su experiencia en materia de derechos humanos?
Tengo una maestría, en la que me falta hacer la tesis, en protección internacional de los derechos humanos. Y en seis años al frente de la Defensoría del Pueblo estuve permanentemente viendo temas de derechos.
También hice un programa de televisión de 12 capítulos referido al tema de los derechos humanos.

Salta está en emergencia por la violencia de género...

Me parece terrible. Trabajé bastante sobre eso. Creo que la violencia de género no se soluciona únicamente desde lo judicial.
Hay muchos ángulos pero pienso que uno de los importantes viene de la falta de independencia económica de la mujer para irse de la casa donde le pegan.
Presentamos proyectos legislativos en su momento que voy a volver a impulsar para que se dé prioridad en las licitaciones públicas a las empresas que tengan un determinado porcentual de mujeres en su staff.
Cuando una mujer no tiene cómo sostenerse, a veces se queda para alimentar a sus hijos. Hace falta una política proactiva a favor del trabajo y también educación.
El Inadi apoyó en los últimos años el reclamo por la educación religiosa, que en las escuelas de Salta es obligatoria. ¿Qué piensa sobre ese tema?

Creo que se deberían enseñar todas las religiones. No catequesis, sino todas las religiones. Creo que vivimos en un mundo cada vez más global y, si yo no puedo entender las creencias, difícilmente me pueda entender con la gente.
Yo no estoy de acuerdo en que se dé catequesis. Sí me parecería bien que en las escuelas se enseñara qué es el catolicismo, qué es el judaísmo, qué es el islamismo y la base de las creencias de cada uno. Es la forma en que podemos empezar a entender al otro.
Lo que pasa es que, en la práctica, la mayoría de los docentes de religión son católicos...

Creo que hay que enseñar lo que implica cada religión. Me parece que sería el mejor ángulo. Es mi opinión personal, no la del Inadi.
Y la cuestión de usar el tiempo de clases para rezar o ir a misa en la Iglesia católica, ¿qué le parece?

La verdad es que si hay una misa en el colegio y los católicos quieren ir, me parece bien. Pero es un tema delicado de manejar. La escuela argentina se supone que es laica. El Estado es laico.
Tengo mucho respeto por la creencia de cada uno. Si sos católico y querés ir a misa, me parece fantástico. Pero creo que hay que tener mucho cuidado porque hay chicos que son de otras religiones.
¿Estamos preparados para debatir sobre el aborto en el país?
Creo que hay mucha gente en el país que está preparada. Hay grupos que son fanáticos a favor y fanáticos en contra que nunca van a estar preparados. No sé si se va a dar todavía este debate.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...