Los despidos en la administración pública tendrán su resistencia en la calle. Luego de que se conociera que el recorte de empleados llegó a la Casa Rosada, desde el gremio de estatales ATE amenazaron con un paro nacional, que se concretaría la segunda semana de febrero.
"Vamos a definir medidas de acción directa y no va a pasar el mes de febrero sin que estas medidas se realicen si el Gobierno no modifica seriamente su actitud", alertó el líder nacional de ATE, Hugo Godoy.
El sindicato de estatales está en estado de alerta. El miércoles próximo habrá una reunión de los secretarios generales de todo el país a fin de acordar una medida de fuerza, que podría tener el apoyo de las centrales obreras.
"Lo mínimo es un paro nacional de los estatales", adelantó Godoy.
En la administración pública nacional, provincial y municipal en todo el país ya fueron dados de baja 7.795 empleados, según un relevamiento de ATE.
En la mayoría de los casos, se trata de convenios que no serán renovados o de contratos de locación de obras con universidades y organismos internacionales. El estudio distingue, además, a 4.778 personas que fueron despedidas, pero que, al poco tiempo, fueron reincorporadas tras comprobarse su verdadera condición laboral. También se destacan 2.600 casos que están en observación y a la espera de una definición. Entre ellos, 600 son empleados públicos de Santa Cruz.
"Método policíaco"
Godoy cuestionó al Gobierno de Mauricio Macri de implementar un "métodos policíaco" a la hora de los despidos, pero afirmó que el precedente de la situación que viven los estatales está en la precarización durante la gestión de Cristina Kirchner.
Ayer, más de 600 trabajadores fueron despedidos de la Casa Rosada, el Ministerio de Cultura y el Banco Central.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...