Ayer por la mañana, una nueva amenaza de bomba generó inquietud en el microcentro porteño.
Esta vez, la amenaza tuvo como blanco el palacio de Tribunales de la calle Talcahuano, en la ciudad de Buenos Aires. En las dependencias públicas se recibió una llamada que generó que los empleados se autoevacuaran del lugar.
Al lugar acudió la Brigada de Explosivos de la Policía Federal para verificar la veracidad de la amenaza, que fue realizada en forma telefónica al conmutador del Palacio Judicial, en tanto fue cortado el tránsito en la zona de Talcahuano al 500.
Según informaron fuentes judiciales, si bien la única medida que se tomó fue impedir el ingreso al Palacio, el personal se autoevacuó tras trascender la llamada y se ubicó en las escalinatas del edificio, y sobre la Plaza Lavalle.
Además de la brigada Antiexplosivos, que acudió con perros entrenados, también lo hicieron efectivos de la Comisaría Primera y una ambulancia del servicio de emergencia metropolitano SAME.
En la última semana
La advertencia se suma a otras dos, que fueron noticia durante los últimos días.
El martes 3 del corriente, una llamada de similares características obligó a desalojar el Senado de la Nación.
El mismo día, el edificio donde funciona el Ministerio de Desarrollo Social, también en el microcentro de la Capital,el personal también tuvo que ser evacuado por los mismos motivos.
En ambos casos, se comprobó que fue una falsa alarma.
En tanto que el 30 de octubre pasado, la noticia de que dos shoppings porteños, Abasto y Unicenter, eran potenciales blancos de un atentado terrorista fue confirmada incluso por el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien aseguró que la amenaza existió
"La alerta los analistas la obtuvieron el día 27 y como dice el manual se puso en marcha el protocolo de seguridad para actuar de manera inmediata y con todos los recursos", dijo Berni, que buscó bajar el tono a la voz de alarma.
También la Embajada de Israel
En un incidente similar, la Policía Federal detuvo a una persona que realizaba amenazas de bomba contra la Embajada de Israel, tras haber perpetrado el miércoles un hecho vandálico(arrojó una baldosa) contra la sede. Se trata de un hombre de 34 años, cuyo teléfono tenía registradas llamadas con amenazas al local de la embajada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


oscar alan
oscar alan · Hace 12 meses

Es señal de que algo grande esta por caer o cayendo,es la no resignación de perder el poder,es la celula chavista que fue este gobierno,que se esta despidiendo.


Se está leyendo ahora