En un contexto de reclamos de la comunidad guaraní de Zanja Honda y un corte de ruta que duró 12 horas el pasado miércoles, los medios locales estuvieron en el lugar para seguir las alternativas.
En medio de la protesta y la tensión que se genera en este tipo de situaciones, circuló la amenaza de que un grupo "quemaría El Tribuno". Con el paso de las horas, desde la misma comunidad indicaron que la amenaza surgió por "chismes de movileros" que transmitieron a los manifestantes falsas informaciones que atribuyeron a este matutino.
El cacique Reynaldo Durán le confió a El Tribuno por qué habían reaccionado. "En medio del dolor nos llegó una falsa versión de que el diario había publicado que los adolescentes que murieron se encontraban en estado de ebriedad", contó.
Fue el movilero Rafael Bruno, de FM Sol del Norte, quien reaccionó sobre lo ocurrido y negó que haya incitado a la violencia contra el diario. Desde los micrófonos de la emisora, Bruno intentó explicar lo ocurrido y dijo: "Varios funcionarios me reclamaron que en esta radio se dijo o se leyó algún artículo periodístico diciendo que estos chicos iban en estado de ebriedad. Ellos (por los manifestantes de Zanja Honda) me decían eso; quizás habían leído, eso no lo sé. Cuando me dijeron que querían decir que estaban enojados con el diario yo les dije: bueno chicos, díganlo".
Bruno se desempeña desde hace más de 15 años allí y aseguró "no ser empleado de la radio Sol, ni de Andrés ni de Cristos Zottos", propietarios de la radio. "Sigo aquí gracias a la libertad de trabajo y de expresión que me brinda esta emisora", manifestó. Y en sus intentos de abundar en explicaciones agregó que "esta radio no es del senador por el departamento San Martín, Andrés Zottos, sino del exdiputado provincial Cristos Zottos, que invierte en este medio".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora