La comuna rosarina, a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, supervisa y asiste a la empresa Aguas del Norte que se encuentra realizando trabajos de extensión de la red de agua potable en el barrio Ana María, ubicado al noroeste de la ciudad, para la distribución y el abastecimiento del servicio.
Son 300 los metros que se instalaron y beneficia a 250 personas. Los vecinos reclamaban desde hace una década esta obra, teniendo en cuenta que se trata de uno de los primeros barrios de la ciudad.
La ampliación de la red de agua sobre la calle Ricardo Rojas, en esa barriada rosarina, es otro de los trabajos que está realizando en forma conjunta la comuna con la empresa prestataria estatal y que permite coordinar el uso de maquinaria, informar a la comunidad involucrada y señalizar correctamente.
"Todo servicio es fundamental para el crecimiento de la población. Y en esta línea, siempre pregonamos que a medida que las condiciones lo vayan permitiendo vamos a ir avanzando en la prestación de servicios básicos", informaron desde la Secretaría de Obras Públicas.

En otros barrios

Las tareas que se ejecutan permitirán optimizar de inmediato la distribución del agua que no solamente beneficiará a las familias de este núcleo habitacional sino también a barrios aledaños.
Sobre este trabajo, el intendente Gustavo Solís calificó como "importantísimo que los vecinos accedan a este servicio que implica un cambio fundamental, ya que eleva la calidad de vida de las familias. Seguiremos en esta línea para que la ciudad crezca con obras imprescindibles en todos los barrios de la ciudad".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora