Continuado con las obras de saneamientos para el barrio Ramón Abdala, ubicado al norte de la ciudad de Rosario de la Frontera, un centenar de viviendas fueron conectadas ayer a la red de agua potable. La obra se realizó a través de la Secretaría de Obras Públicas municipal.
Vecinos del barrio consultados por este medio consideraron que "era una obra muy esperada por nosotros. Hacía bastante tiempo que la solicitábamos, puesto que el agua es un servicio elemental y básico para toda familia y no contábamos con ello".
María Coria, vecina, aportó que "en tiempos de verano era inhumano vivir sin agua, puesto que la misma no solo nos sirve para bañarnos y beberla, sino también para cocinar, regar nuestras plantitas o las pequeñas huerta que tenemos en las casas".
El B§ Abdala es el más populoso. Allí viven cerca de 1.000 familias, en su mayoría humildes, que tienen necesidades básicas. "Trabajamos para llevar la igualdad a todos los vecinos. Esto significa un cambio de vida, porque el agua segura significa tranquilidad, contar con un servicio indispensable", dijo el intendente Gustavo Solís.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora