La palabra ampuku significa "el pulso del hara" o "calmar el abdomen" y es un tratamiento corporal que se centra en el hara, el centro energético del cuerpo localizado en el vientre, según las medicinas orientales.
En diálogo con El Tribuno, el profesor Miguel Ángel Ríos, terapeuta de zen shiatsu, destacó que esta técnica puede aplicarse a cualquier edad y en cualquier personas. "Los beneficios para la salud son muchos y se pueden tratar diferentes patologías", sostuvo el terapeuta.
Ríos destacó que este tratamiento es muy requerido por personas que tienen reuma, artrosis y artritis y que se encuentran con movimientos limitados.
Hay que destacar que antes de someterse a la práctica de estos masajes abdominales se debe buscar un especialistas en esta disciplina. El terapeuta destacó que el primer paso es hacer una diagnóstico del paciente en base a los cincos elementos de la medicina china. De esta forma se trabaja asociando el yin y el yan y el equilibrio justo de las energías. "Una persona que tiene un problema profundo primero debe ser tratada sobre el sistema nervioso. Esto quiere decir que se tiene que tranquilizar para alcanzar su sanación”, destacó Ríos.
El nerviosismo, la falta de tranquilidad y equilibrio trae problemas físicos que alimentan a su vez el malestar. De esta forma se genera un círculo vicioso que debe romperse alcanzando la tranquilidad.
“Si practicamos sobre el paciente el ampuku, los bloqueos del qi básico fluirán, la armonía entre los órganos vitales aumentará, la circulación sanguínea mejorará, los huesos y las articulaciones se harán más flexibles y los músculos menos extendidos, la piel estará más hidratada y el apetito mejorará. La orina y las heces saldrán con mayor facilidad, la fuerza del qi aumentará y la memoria mejorará”, aseguró el maestro Shiansi Ota, de Japón.
La práctica del ampuku tiene dos metodologías, la fisiológica que trata las patologías del cuerpo y la emocional, que se centra en las raíces de esas patologías, manifestadas en los bloqueos internos y las dificultades emocionales.
El ampuku basa su diagnóstico en dos evaluaciones principales: la del abdomen, donde el terapeuta detecta varias condiciones del vientre como el pulso del hara, la tensión, la condición de los órganos internos. La otra evaluación es la de la lectura corporal según los grandes elementos de la naturaleza, que viene de la filosofía y la cultura tibetana.
yoga1.jpg

Los beneficios del ampuku

El trabajo fisiológico sobre el abdomen ayuda a la regularización y la armonía del funcionamiento digestivo y beneficia síntomas como estreñimiento, colón irritable y gastritis. Mejora problemas del sistema respiratorio como: asma, problemas de respiración. También es muy eficaz para cefaleas y migrañas, dolores reumáticos, molestias y rigidez articular.
Si se recibe ampuku regularmente se pueden tratar problemas del sistema reproductor.
“Las técnicas emocionales del ampuku ayudan a la persona a entender sus hábitos y patrones negativos, y relacionar su experiencia a lo largo de la vida con las molestias y las dificultades que está experimentando”, destacó Ríos. La intención del tratamiento no es simplemente tratar el dolor, sino ayudar a la persona a crear un espacio donde pueda empezar a percibir sus patrones y a expresar sus necesidades reales y sus emociones.
“Cuando aplicamos ampuku, la persona suele experimentar diferentes sensaciones, tanto físicas como emocionales. Los conflictos internos suben a la superficie de la conciencia y se abre la posibilidad de generar movimiento y cambio. El hecho de que la persona se conecte con sus conflictos, le da la posibilidad de tomar decisiones que pueden cambiar su conducta en situaciones determinadas, relacionadas directamente con su estado físico emocional, logrando así mejorar su calidad de vida y su salud”, concluyó el terapeuta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Miguel Angel  Rios
Miguel Angel Rios · Hace 2 meses

Mi Humilde agradecimiento a Carina Costello. Nuestra Escuela Zen Shiatsu Abre nuevamente las Inscripciones a la carrera de formación profesional Terapeutas Zen Shiatsu del Noroeste Argentino Comenzamos las Entrevistas de Admisión Obligatoria. La Rioja 386 Salta Tel. 0387-6080-101

Se está leyendo ahora