*

Ana Fernández:"La Justicia no es para pobres"
El viernes 12 de agosto se cumplieron cinco años desde que se iniciaron las marchas de la Comisión de Familiares contra la Impunidad de Salta. En el marco del ciclo Diálogos en Vivo lanzado porEl Tribuno, que consta de entrevistas transmitidas en directo por Facebook con la posibilidad de participación de la audiencia, se mantuvo una conversación con Ana Fernández, referente y fundadora del colectivo de familiares que viernes tras viernes marcha alrededor de la plaza 9 de Julio.
Ana, mamá de Cintia -asesinada en su departamento-, está próxima a oficializar una fundación que profundizará el trabajo de contención y acompañamiento a los familiares de víctimas de la impunidad.
La Fundación Cintia Fernández será inaugurada mañana, a las 10, en Belgrano 336.
En este artículo se reproducen algunos de los pasajes más destacados de la conversación que este medio tuvo con la referente de la Comisión de Familiares.

Como comisión, ¿cómo los encuentra este aniversario de cinco años de existencia?
Empezamos un 12 de agosto de 2011 y la consigna es cinco años de lucha, la misma impunidad, porque lamentablemente cada vez somos más los que marchamos en la plaza. Empezamos siendo ocho casos y actualmente la comisión la conformamos 195 familias. Cada viernes se incorporan más familias porque ven en nosotros ese apoyo que no encuentran en la Justicia, a pesar de que nosotros no somos abogados ni psicólogos. Pero el sistema judicial de la Provincia funciona muy lento, y la justicia tardía ya no es justicia.

Además de la lucha por la lentitud de la Justicia, la comisión también crece porque cumple una función de contención ante el dolor..
Sí, claro, a veces nos preguntan qué ganamos con marchar todos los viernes, y la verdad es que más allá de todo lo importante es el sentirse acompañado. Muchos desconocidos se vuelven familiares y muchos familiares se vuelven desconocidos cuando uno atraviesa estas experiencias de tanto dolor en la búsqueda de la justicia y la verdad. Por eso, con los familiares nuevos que llegan nosotros hacemos ese trabajo de contención, porque sentimos que hay que fortalecernos entre todos. En cinco años no nos debilitaron, nos fortalecieron, a pesar de la indiferencia.
Cuando empezamos a marchar, que éramos 5 o 10 casos, creo que muchos apostaron a que no durábamos más de veinte marchas y sin embargo no bajamos los brazos y cada vez estamos más fuertes, con más convicción.

¿Cómo surge la Comisión?
Yo organizo después de un dicho puntual del gobernador (Juan Manuel) Urtubey, cuando aparecieron los cuerpos de las turistas francesas. En ese entonces, Urtubey dijo que en Salta no había crímenes, entonces sentí que mi hija no era nada, que lo que había pasado no podía quedar impune. En esa marcha se suma Raúl Córdoba y Marcela López, los papás de Marco, que justamente recordaban un nuevo aniversario del fallecimiento de su hijo.

Además de las marchas, ¿qué otras acciones impulsan?
Hemos coordinado reuniones con todos los ministros, los nuevos y los anteriores, nosotros no somos cerrados y siempre estamos abiertos al diálogo. También organizamos capacitaciones y asesoramiento para capacitarse en cuestiones del derecho y recibir el apoyo de abogados, porque la mayoría de los casos impunes son de gente que no tuvo la oportunidad de tener una formación profesional. Esto me parece importante decirlo, la Justicia en Salta no es para los pobres, es una casta que trabaja para las clases dominantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...