*

Ana González, secretaria de Servicios Sociales de San Antonio de los Cobres: "El consumo de drogas se fue sembrando como enredadera"
Cuatro chicos, de entre 14 y 18 años, se quitaron la vida entre el 17 de enero y el 28 de febrero pasadoen los pueblos de Tolar Grande y San Antonio de los Cobres, en la Puna salteña.
El Tribunodialogó sobre esta situación con Ana González, secretaria de Servicios y Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de San Antonio de los Cobres, para tratar de entender mejor la realidad de los jóvenes de la localidad.
"Es muy triste para toda la comunidad. Tenemos que estar fuertes seguir trabajando, aunándonos y generar más actividades de contención. Por lo visto, quienes más necesitan la asistencia a veces no se acercan a estos lugares. Instamos a que lo hagan, son lugares que pueden ayudar a salvar vidas. Nosotros queremos ayudar, no entrometernos", comentó.

¿Con qué cree que están relacionados los suicidios de los jóvenes?
Por lo que se detectó, es por sentimientos amorosos, problemas familiares y consumo de drogas que van de la mano del alcohol y suscitan este tipo de conductas lamentables. En este tiempo de carnaval, la mayoría de los casos han sido jóvenes en estado de ebriedad.
Lamentablemente tenemos el ingreso de estupefacientes ilegales que está metiendo en el vicio a nuestros jóvenes. Sabemos el interés que ponen algunos padres que quieren sacar a sus hijos de este flagelo, aunque no todos lo toman de la misma manera.
En algunos casos ninguno de los padres sabía (que su hijo estaba en la droga) hasta que comenzábamos a explicarles.
Algunos no aceptan que sus hijos estén en el consumo de drogas. Esto pasa por nuestra cultura. Somos muy creyentes, religiosos y muy cerrados.

¿Por qué cree que los chicos de San Antonio están con esos problemas?
En la mayoría de estos casos se percibió que los jóvenes no tienen confianza en su familia, que es la parte fundamental en esto. No encuentran la seguridad ni la confianza en los amigos para expresar lo que piensan o lo que sienten.
Quizá tenemos padres muy jóvenes. A veces el papá o la mamá no está al lado del chico porque trabaja en el campo o en la mina. El chico sale, se hace de amigos y nadie se entera.
Algunos chicos no pueden estudiar o no les gusta. No encuentran determinación ni otra cosa en qué meterse. Es allí donde tienden a ingresar en los vicios, por la tristeza.

¿Cómo fue el ingreso de la droga entre los jóvenes?
Empezó apenas hace unos pocos años por foráneos, personas que no vivían acá, pero que vinieron a trabajar al pueblo. Ya hechos de "amigos", el consumo de estos estupefacientes se fue sembrando de a poco a tal punto que se hizo como una enredadera: cada vez más, más y más.

¿Hay jóvenes que se recuperaron?
Sí. En enero unos padres nos dieron a conocer que lograron salvar a su hijo de este flagelo. Hoy él se reinsertó en sus estudios. Otros salieron y están trabajando.

¿Existen casos de violencia y abusos?
No hay mucho, pero que hay, hay. Por eso aunamos esfuerzos desde el municipio y demás instituciones.

¿Que desafíos tiene de acá en adelante?
Solamente no decaer ni bajar los brazos, apelar a toda ayuda que sea posible y fortalecer esfuerzos mancomunados. Todo para el bien de nuestra comunidad.

Acciones del municipio y de la Provincia

Ana González, secretaria de Servicios y Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de San Antonio de los Cobres contó aEl Tribunoque desde 2015 tienen el apoyo de Salud Mental, Seguridad y Derechos Humanos de la Provincia porque ya había antecedentes de suicidios. Colaboran la gerencia del hospital zonal y la comisaría local.
"Se formó una red institucional con el objetivo de mejorar y afianzar todas las problemáticas que surgen con las adicciones", señaló. "Este año tenemos programado ir a las instituciones, centros vecinales y, si es necesario, casa por casa junto con todas las Secretarías de la Provincia, según lo requieran los casos".
"La Policía Comunitaria que se formó colabora constantemente. Una psicóloga que trabaja por el Municipio se acerca a las familias que están en situaciones críticas", relató.
Hace más de seis años existe un centro de alcohólicos anónimos. Las Secretarías del Municipio realizan actividades en diversos ámbitos para afianzar el autoestima en la comunidad: contención, charlas, talleres y deporte para niños, adolescentes y adultos.
Están gestionando, a través de la Secretaría de Fortalecimiento Familiar, la creación de un Centro de Día para contención de las familias, así como también la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia en el municipio.
"La única satisfacción es que el Gobierno haya nombrado a esta gente de Salud Mental que, si Dios y la Virgen quieren, se van a quedar. Seguimos y no vamos a bajar los brazos para nada. Ahora hay que apuntar a la familia", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...