El Colegio Nuestra Señora de Luján 8074, de la localidad de Salvador Mazza, convocó a una reunión a todos padres de la institución, a representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo de la localidad y de todas las fuerzas de seguridad presentes en la zona, para analizar el tema de la inseguridad y requerir que las autoridades tomen cartas en el asunto.
La directora del colegio, Sofía Oyarzún, dijo que "tenemos muy en claro que la inseguridad y la violencia son los principales males que enfrentamos en nuestra localidad y sentimos la necesidad y la urgencia de abordar estos flagelos y tomar la firme decisión de combatirlos entre todos".
La reunión se realizó después de que ocurrieran los violentos hechos delictivos del día viernes pasado, cerca de la institución, en los que cuatro alumnos fueron víctimas de un asalto con armas de fuego, hecho que fue oportunamente denunciado a la policía.
Cabe destacar que las denuncias se radican de manera frecuente por toda clase de ilícitos que sufren los integrantes de la comunidad educativa, como los intentos de secuestro que se hicieron a través de las redes sociales recientemente.
También la muerte, hace dos años, de la joven Marianela Gracioni, que conmovió a todo el pueblo, son temas que llevaron a los responsables del colegio a alertar, tanto a los padres como a las autoridades competentes, sobre el cuidado de los alumnos.
La mayoría de los padres presentes expusieron su preocupación en forma colectiva y reiterada y aportaron ideas a las autoridades policiales, al tiempo que resaltaron su obligación velar por la seguridad de los vecinos.
Lo cierto es que la relativa calma de la que gozaban los vecinos pociteños hasta hace poco, se vio bruscamente alterada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia