El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados analizará hoy, desde las 9, el pedido de remoción del juez de Garantías 2 de Tartagal, Fernando Mariscal Astigueta, y el fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón. La solicitud fue presentada por el juez de la Corte Abel Cornejo, quien cuestiona las actuaciones de los funcionarios judiciales en el caso de la niña wichi, de 12 años, violada en Alto La Sierra (Santa Victoria Este) el 28 de noviembre de 2015.
El pedido de jury ingresó el 9 de junio, dos días después de que la Superintendencia de la Corte de Justicia inició un procedimiento para revisar las actuaciones de Mariscal Astigueta en la causa contra los ocho imputados por el ultrajante abuso. En tanto, el fiscal fue apartado el jueves pasado de la investigación por cuestionamientos en su contra presentados por el juez mencionado y un exdefensor de uno de los acusados.
La niña sobrellevó un embarazo durante siete meses sin ningún tipo de asistencia del Estado hasta que el diputado provincial Ramón Villa dio a conocer su situación el 24 de mayo, en la Cámara baja. A la prematura madre se le practicó una cesárea el 3 de junio y su bebé falleció a los pocos minutos por una anencefalia.
Cinco de los acusados por la violación, de entre 19 y 22 años de edad, estuvieron detenidos hasta principios de marzo, cuando fueron liberados por irregularidades en el certificado médico que corroboraba el ataque. Los otros tres imputados son menores de 18 años y permanecen en libertad por disposición de la jueza de menores Sandra Sánchez.
Cuando ingresó el pedido de jury, uno de los adultos tenía pedido de captura por no comparecer en la Comisaría de Santa Victoria Este, como había dispuesto Mariscal Astigueta. En ese contexto es que el juez Cornejo argumenta en su presentación que "la falta de individualización y aprehensión de los presuntos responsables podría configurar la causal de mal desempeño, retardo de justicia y falta de cumplimiento de los deberes".
El 11 de junio se produce la detención de cuatro de los acusados mayores y el restante se encuentra prófugo.
Sobre Mariscal Astigueta, Cornejo sostiene que "recién a partir del 3 de junio comenzó a movilizar de manera paquidérmica y con preocupante incuria la maquinaria judicial". Con respecto a la actuación del fiscal Cazón, el juez de la Corte cuestionó, entre otros puntos, que el 7 de junio recién requirió al Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) que se realice el estudio para establecer la paternidad de la bebé de la niña violada.
Preocupación
Desde el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial y Ministerio Público emitieron un comunicado en donde se manifiesta "preocupación" por el pedido de jury. Piden "prudencia" al Jurado de Enjuiciamiento para no entorpecer la investigación del caso.

Denuncia penal contra Mariscal Astigueta

El fiscal Armando Cazón adelantó a El Tribuno que presentará una denuncia penal contra el juez Fernando Mariscal Astigueta por el supuesto ocultamiento de información referente a la causa de la niña wichi abusada. Se trata del expediente en el que se incluye el certificado del médico legista que revisó a la víctima el 3 de diciembre, cuatro días después del abuso. El documento fue remitido por la Policía al juez el 29 de enero, pero esa información habría sido omitida por el magistrado, quien cuestionó a Cazón justamente por el aparente ocultamiento del examen médico. Por esa denuncia, el fiscal fue apartado de la investigación del caso el 23 de junio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora