En el marco de un seminario clínico organizado por el Centro de Investigación y Docencia de Salta, que forma parte del Instituto Oscar Massota II, la psicoanalista Andrea Blasco aportó reflexiones en cuanto a la visión de Jaques Lacan sobre la angustia. La especialista, quien también forma parte de la Escuela de Orientación Lacaniana y la Asociación Mundial de Psicoanálisis, dialogó con El Tribuno sobre las manifestaciones de los sujetos actuales.
Blasco aseguró que la angustia contemporánea tiene estrecho vínculo con el avance del pensamiento capitalista, volcado a la pura búsqueda de rentabilidad, y que el psicoanálisis se pone como tarea descubrir cuáles son los síntomas que tal situación provoca. El mercado mancomunado con la ciencia y la tecnología, según la psicoanalista, operan anulando la subjetividad y convirtiendo en objetos a los sujetos hablantes. El proceso de objetivación redunda en conflictos para tramar relaciones sociales, siendo la autosatisfacción erótica uno de sus puntos más conspicuos.
En ese sentido, el mercado propicia el consumo como manera de contrarrestar la angustia que él mismo suscita al objetivar las subjetividades. La primacía de la imagen y el consumo de las mismas se constituye como uno de los rasgos de época más destacados. La pornografía, según Blasco, es una de las demostraciones de cómo se conjuga la satisfacción autoerótica, el mercado, la tecnología y la anulación de las subjetividades. El consumidor termina siendo consumido y las posibilidades de relacionarse con el otro se restringen a causa de esa angustia.
¿Qué se abordó en el seminario del que participó?
El cuerpo en la enseñanza de Lacan, en todo el recorrido de su obra. La preocupación del psicoanálisis lacaniano es estar a la altura de la subjetividad de la época, es decir, no es indiferente a los movimientos sociales y al orden establecido de la contemporaneidad. Hay una diferencia notable entre lo que eran los síntomas en la época de Freud, a lo que eran con el avance del siglo XX, a lo que son ahora, en el siglo XXI. A esta altura, ya tenemos un recorrido de más de 100 años en el que vemos que el orden social varía y los síntomas también.
Actualmente, en el siglo XXI, nos encontramos con síntomas que responden a un otro capitalista, en un momento en que la preeminencia la tiene el interés por la rentabilidad. Esto último también afecta a la producción científica que deja de lado la subjetividad y promociona, con su técnica, los objetos de consumo.
Hay una asociación entre la ciencia y el mercado en la promoción de objetos de consumo, que para el capitalismo es rentable, pero que deja por fuera la subjetividad generando angustia. Hoy lo que se ve es cada vez más la angustia del asalariado, vemos que cada vez hay más sujetos angustiados. Ante esto, y para subsanar esa angustia, el mercado genera la promoción de la imagen. Lo que aporta el psicoanálisis, en ese sentido, es el estudio de los modos de satisfacción humana, que tiene entre uno de los más importantes al visual, lo cual se manifiesta, entre otras cosas, en la pornografía y su difusión a través de los celulares e internet. Entonces, la imagen cumple una función de adormecimiento del sujeto, no favorece la emergencia del sujeto hablante, que se expresa.
Actualmente, y vinculado con la promoción de la imagen y la expansión de la pornografía, hay una nueva manera de cosificar a los cuerpos de las mujeres para convertirlas en objetos de placer, asentándose en la cultura patriarcal. ¿Cómo se vincula eso con la visión del psicoanálisis?
Hay una orientación en el hombre que proyecta por un lado una imagen ideal de la mujer, aquella que cumple todos los requisitos, que es la mujer deseable. Y, por otro lado, está la otra, la mujer del goce, la degradada, la que toma a la mujer como cuerpo, como objeto. La primera es la que cubre las expectativas, el ideal, que satisface a nivel simbólico, y la otra la que satisface el orden de lo corporal, degradando a la mujer por situarla solo en esa dimensión.
Tiene que ver también con el orden del padre de la época de Freud, con las prohibiciones, en tanto se prohíbe se genera deseo, y aquella prohibición pone a la mujer en esa doble percepción de lo ideal y lo degradado.
Rita Segato realiza un trabajo sobre el asesinato de mujeres en Ciudad Juárez y define a los cuerpos como terrenos de disputa que se utilizan para dar mensajes, tanto de la dominación patriarcal como del poderío del crimen organizado. Además del silenciamiento de las subjetividades que genera la pornografía y de la objetivación de los cuerpos que se dan con el capitalismo y la visión utilitaria del humano, ¿comparte la visión que los cuerpos en algunos casos son utilizados para dar mensajes?
Claro, sí, mensajes mafiosos en ese caso. Lo que puedo aportar es que más que el patriarcado, también el orden contemporáneo del mercado genera una segregación. Estos cuerpos muertos no son cualquiera. Por ejemplo, los maestros muertos en México hace pocos días no eran cualquiera, eran cuerpos que se quejaban, cuerpos que criticaban. A esos cuerpos se los segrega, se los mata, se los margina para que no hablen, para que no digan, para que no critiquen. En ese sentido es que el psicoanálisis rescata al sujeto, porque es hablante, porque dice. El capitalismo intenta dejar afuera esta dimensión de los sujetos porque no son afines al mercado.
Pero, ¿cuál es la novedad de esta perspectiva contemporánea de los síntomas que observa el psicoanálisis? Porque el capitalismo no data del siglo XXI, mas bien se remonta a varios siglos atrás..
La novedad es la articulación del capitalismo con la ciencia y la tecnología, por ejemplo, antes para poder ver pornografía había que ir al quiosco y atravesar algo subjetivo que era la vergüenza de pedir la revista. Hoy ya no hay vergüenza, hay desvergüenza, porque todos tienen en sus celulares esas imágenes y nadie tiene que rendirle cuentas a nadie, no hay que enfrentarse con nadie ni atravesar ninguna prohibición. Entonces se presenta otra dimensión de la subjetividad que tiene incidencia en la forma de relacionarnos con los otros, sobre todo en esta cuestión de la imagen, que sí tiene una preeminencia del goce de la mirada del hombre sobre las mujeres.
¿Cuáles son los mecanismos de legitimación con que se pasó de la vergüenza a la desvergüenza?
El mecanismo de legitimación es precisamente borrar este límite que era la prohibición, eso pertenece al orden de la ley que hoy en día está pasado por alto, porque lo que importa son es el mercado, los objetos y el consumo. El sujeto no está como sujeto hablante, sino como sujeto consumidor y consumido por eso mismo que consume, y eso es lo que al mercado le importa, no las reglas, sean jurídicas o morales.
Sin embargo no se impugna la subjetividad sino que, en palabras de Zygmunt Bauman, se las vuelve más líquidas. Esas subjetividad lábiles de nuestra época contemporánea, ¿pone en crisis al modelo tradicional de pareja canónica de lastre judeo-cristiana (heterosexual, monogámica, con correspondencia de fidelidad, etc.)?
Absolutamente, porque ese modelo canónico es justamente un modelo, no está dado de por sí ni fue siempre así, es un ideal de pareja que, como todo lo que ha sido ideal, ha caído. Hoy tenemos infinidad de posibilidades como pareja. Pero a lo que apunto no es a la multiplicidad de parejas que puedan existir, el problema es qué obstaculiza a la pareja, sea en el modelo que sea. Uno de esos obstáculos es la satisfacción autoerótica, que es el bastarse a sí mismo. El mercado facilita eso, antes para tener cierta satisfacción de mirar a la chica linda había que salir a la calle, porque no había ni celular ni computadora. El psicoanálisis no critica el nuevo orden que puede tener que ver con la pluralidad de modelos de pareja, lo que le interesa al psicoanálisis son los obstáculos, aquello que genera la angustia e imposibilita la introducción de los sujetos en lo social.
Pensando en esos obstáculos para el establecimiento de relaciones sociales y en la influencia de la satisfacción autoerótica en ese ensimismamiento que objetiva al otro, ¿la prostitución es el antecedente más acabado de lo que ahora se genera con la proliferación de la pornografía a través de internet y en los dispositivos móviles?
No sería ese el problema, porque eso es una elección que siempre hubo y no sería un obstáculo contemporáneo para las relaciones. El tema de la prostitución hay que analizarlo desde muchos otros puntos de vista, por ejemplo la segregación social. Pero claro, es el cuerpo como comercio y entraría sí dentro de los efectos que genera el mercado, es un efecto más. De igual modo, no hace falta llegar a la prostitución para observar cómo el cuerpo se convierte en objeto de comercio, somos objetos consumidores pero nos consumimos por eso mismo, todo el tiempo estamos viendo al cuerpo como objeto, porque para el mercado no hay sujeto.
F. Engels aseguraba que en los momentos de crisis la clase dominante se vuelca con mayor virulencia contra la clase dominada porque presupone que no puede perder su posición de dominio. Llevando esa lógica a las relaciones de pareja, atravesadas por el patriarcado dominante, ¿el contexto actual de ajuste económico no genera escenarios para el recrudecimiento de la violencia contra las mujeres?
Lo que te puedo decir es que los síntomas contemporáneos a los que nos abocamos se resumen en la primacía del taponamiento de la posibilidad de disentir, se anula al sujeto convirtiéndolo en objeto del mercado, de consumo o consumidor. En principio, no podría hacer un juicio sobre qué sucederá con la violencia hacia las mujeres, eso sería hacer futurología.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


pipo pani
pipo pani · Hace 5 meses

COMO PUEDEN PUBLICAR ESTA NOTA DE UNA ENFERMA DE ODIO, DONDE QUEDO LA SERIEDAD DE ESTE DIARIO? HABLA DE PATRIARCADO COMO SI ESTUBIERAMOS EN EL SIGLO XIX, SE CREERA ESTA PERSONA QUE LOS SALTEÑOS SOMOS TAN OPAS QUE NO NOS SABEMOS DAR CUENTA DE LO QUE BUSCAN EN REALIDAD???DESTRUIR NUESTRA CULTURA, DAR PASO A LA DEGENERACION, DESTRUIR NUESTRAS TRADICIONES, NUESTRA FORMA DE VIDA, BUSCAN QUE LAS NIÑAS EN SU ADOLECESENCIA ANDEN DE LA MANO DE UNA MARIMACHO, DE QUE UN SALTEÑO ACEPTE COMO PAREJA A UN TROLO, PROHIBIR LAS PAREJAS HETEROSEXUALES, PROHIBIR EL CORTEJO DE UN HOMBRE A UNA MUJER, CREEN HABER ENCONTRADO EN SALTA TIERRA FERTIL PARA SEMBRAR SU ODIO, PORQUE ACA ESTA LLENO DE OPAS QUE ESTAN ACOSTUMBRADOS A RESPETAR LAS AUTORIDADES E INSTITUCIONES, COMO LOS JUZGADOS DE GENERO QUE CONDENAN EN BASE AL GENERO, O SEA SI SOS HOMBRE ESTAS MUERTO, PORQUE EN SALTA SOMOS TAN POBRES QUE NI SIQUIERA PODEMOS ACCEDER A LOS MEDIOS Y ABOGADOS QUE NO SEA POR INTERMEDIO DEL ESTADO. ESTE ODIO NECESITA DE SU CONTRAPARTE PARA PODER DAR A LUZ, ESO ES LO QUE BUSCAN QUE LA SOCIEDAD SALGA A LA CALLE A DECIRLE BASTA. YO LO UNICO QUE SE QUE MI BENDITA TIERRA DE GUEMES, CUANDO NADIE DEFENDIA LAS FRONTERAS DE ESTE PAIS, NUESTROS ANTECESORES RECHAZARON VARIAS INVASIONES, HUMILDEMENTE COMO MILICIANOS, EN EPOCAS QUE NADIE DABA NADA POR NOSOTROS, ASI RECHAZAREMOS A ESTE ODIO DE GENERO QUE BUSCA DESTRUIRNOS COMO SOCIEDAD. VEO CON MUCHA PENA QUE ESTE DIARIO TAN NUESTRO FOGONEE EL ODIO DE GENERO DEVENIDOS DE LA MISANDRIA POR UN INTERES CIERTO, AL PARECER UDS. DIARIO EL TRIBUNO CREEN QUE SOMOS UNOS OPAS MANIPULABLES TAMBIEN, QUE NOS OLVIDAMOS DE LO QUE UDS. HACEN EN CONTRA DE NOSOTROS, LAS FAMILIAS HETEROSEXUALES SALTEÑAS, NO OLVIDAMOS AL EX GOBERNADOR ROMERO CON SUS DESPIDOS...A NO OLVIDAR, PORQUE NOSOTROS NO OLVIDAMOS


Se está leyendo ahora