Una de las sorpresas de la jornada la dio anoche la contundente derrota que sufrió el jefe de Gabinete de ministro de la Nación y candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria, Aníbal Fernández, a manos de su rival de Cambiemos, María Eugenia Vidal.
Extrañamente, teniendo en cuenta su espíritu confrontativo y su alta exposición mediática, a Aníbal Fernández no se lo volvió a ver ayer luego de que fuera a votar y mucho menos cuando se empezaron a conocer los datos del recuento de votos que confirmaban su catastrófica elección. Casualmente, horas antes Aníbal Fernández había admitido que estaba ante "el hecho político más importante de mi vida".
A quien tampoco se volvió a ver tras votar al mediodía en Río Gallegos es a la Presidenta, quien volvió a Buenos Aires hacia las 20 de ayer y guardó un inusual silencio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora