Tras el pedido realizado en septiembre pasado por la Oficina Anticorrupción (OA), el juez federal Claudio Bonadío dispuso ayer la elevación a juicio oral de la causa Qunita, en la que están procesados el exjefe de Gabinete Aníbal Fernández y el exministro de Salud Daniel Gollán, entre otros.
En el fallo, Bonadío señaló que "son numerosas las pruebas reunidas en este sentido y valoradas en cada uno de los requerimientos que permiten sospechar la existencia de precios abultados intencionalmente, y que habilitan sin lugar a dudas el paso de esta investigación a la siguiente etapa".
Además de Gollán y Aníbal Fernández, la Justicia investiga a numerosos empresarios (un total de 18 procesados), acusados de participar de una licitación donde "se adjudicó la contratación a un precio excesivo e injustificado" a seis firmas de manera "direccionada".
Fernández y Gollán están procesados por "fraude en perjuicio de la administración pública", "abuso de autoridad" y "violación de los deberes de funcionario". En la causa se investigaron las licitaciones direccionadas y el pago de sobreprecios por los 140 mil kits, merced a una denuncia presentada por la legisladora Graciela Ocaña.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora