Ayer 25 de Mayo, el spa natural del hotel Termas de Rosario de la Frontera, el primero de su tipo en Salta y de todo el norte argentino, cumplió 14 años de actividad ininterrumpida.
El spa, a cargo de la experta internacional Yita Palén, fue inaugurado en 2002, cuando el entonces gobernador de Salta, doctor Juan Carlos Romero, visitó el complejo termal, luego de que se recuperara parte de su edificio, afectado años antes por un fuerte sismo ocurrido en la región.
El spa rosarino ya lleva más de una década de vigencia, pese a que muchos otros en ese lapso ya desaparecieron, como es el caso de varios spas abiertos años atrás, en la ciudad santiagueña de Río Hondo.
Otras provincias imitaron el ejemplo de Salta y en la actualidad hay spa naturales en Entre Ríos, Mendoza y Río Negro.
Único en el norte
El spa cuenta con un complejo termal con nueve variedades de agua, además del histórico hotel remodelado y un hermoso paisaje.
"Hemos hecho una alianza estratégica entre el hotel Termas de Rosario de la Frontera, la gente del Spa y la Secretaría de Turismo de la Provincia, para llevar adelante este nuevo producto", dijo a El Tribuno hace 14 años el entonces secretario de Turismo de Salta, Bernardo Racedo Aragón.
Allí se asientan aguas termales de las vertientes más ricas del continente, dadas las inigualables cualidades terapéuticas que poseen.
Desde entonces los turistas y clientes del hotel provincial, pueden acceder a una amplia gama de tratamientos y terapias de relajación y embellecimiento con avanzadas técnicas y métodos de los ancestrales pueblos indígenas.
Aportes para la salud
Cabe recordar que las fuentes termales naturales del hotel Termas son nueve, de variedades diferentes, y sus temperaturas oscilan entre los 26 y los 99 grados centígrados.
Estas aguas tienen propiedades terapéuticas denominadas recursos mineromedicinales, y son altamente beneficiosas para el tratamiento de enfermedades como el reuma crónico, la hipertensión arterial y la arterioesclerosis.
También actúan como relajantes musculares, mejoran la circulación, combaten tensiones, la fatiga y el estrés, reducen la obesidad y modelan el cuerpo, atenúan las arrugas, suavizan la piel y desintoxican el organismo en general.
Además, en el spa se pueden disfrutar de siete tipos de baños diferentes, entre ellos los de barros radiactivos, vapor ferruginoso y sulfuroso.
Otros servicios
El spa también brinda tratamientos faciales, corporales, masajes, aromaterapia, piscina, yoga, bicicleta, gimnasio, safaris fotográficos, cabalgatas, tenis, golf y bochas.
Además, esta ciudad salteña ofrece paseos guiados a la Posta de Yatasto, donde en 1814 se encontraron José de San Martín y Manuel Belgrano; la capilla de El Naranjo, construida por los jesuitas, en 1617; y la capilla Las Mojarras, levantada por los misioneros en 1700. También se puede visitar las vertientes de Aguas Chicas y la gruta de la Virgen de la Montaña.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora