Como parte de las emergencias por accidentología, en las últimas semanas aparecieron los primeros casos de picaduras de alacranes en la ciudad. Cuatro derivaciones del hospital Papa Francisco al Materno Infantil resumen los cuadros que activaron el alerta para la temporada.
Si bien las alimañas existen durante todo el año, la primavera y más aún el verano suele representar la época con mayor cantidad de picaduras.
"Es importante que la mamá sacuda las prendas de vestir de los niños antes de colocárselas, revise los zapatitos y tenga cuidado porque el alacranismo es un cuadro grave", dijo a El Tribuno la directora de Gestión Clínica Pediátrica del Materno, Susana Balcarce.
En los pequeños el cuadro general es más grave, por lo que, independientemente del cuadro clínico o de la aplicación del antiveneno, deben preferentemente ser ingresados a la unidad de terapia intensiva.

Detección

La detección de la picadura es fundamental a la hora del tratamiento, ya que el desconocimiento sobre lo sucedido puede retardar la concurrencia al médico.
"Si los adultos no saben que al niño le picó un alacrán retarda el tratamiento y la colocación del suero necesario para estos casos. La picadura es grave en cualquier edad, pero en el caso de los pequeños es mucho más peligroso", agregó la especialista.
Los alacranes suelen habitar en la corteza de los árboles y están ocultos durante el día, es más probable encontrarlos en las maderas caídas, ladrillos, tejas, escombros o en galerías que ellos mismos cavan.
Con la picadura, el alacrán introduce el veneno en el organismo del ser humano y al tratarse de niños los efectos pueden ser mortales.
El Tityus trivittatus es la especie que con más frecuencia se encuentra en la región y la más peligrosa. Presenta una cola con aguijón y púa, pinzas alargadas y el dorso con tres rayas longitudinales oscuras.

Cuidados y síntomas

Para evitar el contacto con los alacranes, los médicos recomiendan mantener el hogar y alrededores libres de escombros, ladrillos, tejas, leña, maderas. Tapar las grietas u orificios de los revoques de las paredes. Sellar las cámaras de las cloacas y colocar malla metálica en las rejillas de las casas. El dolor se manifiesta por lo general en el sitio de la picadura y es de mayor intensidad en los niños.
Entre los síntomas más comunes se encuentran: palidez, náuseas, vómitos, salivación excesiva, piel de gallina y palpitaciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 14 días

Hola, En el marco de una evaluación acerca de los conocimientos que tienen las personas acerca de aracnidismo se ha implementado la encuesta que figura en el vínculo. Solicitamos, de ser posible, tu colaboración (reenviando este mensaje a tus contactos y/o pegándolo en el muro de Facebook y/o Twitter) para lograr amplia difusión y participación. Desde ya agradecemos tu ayuda. http://quesabesdearacnidos.com.ar/ Saludos cordiales. Dr. Sergio Gustavo Rodríguez Gil (integrante del equipo responsable del proyecto)


Se está leyendo ahora