El terrible brote de dengue que sacude por estos días a Orán obliga a plantear políticas y acciones, no solo para bajar la cantidad de casos actuales sino también para que en los próximos años la situación no vuelva a desbordarse. La salud de la población oranense queda minada por esa enfermedad. Los funcionarios provinciales y médicos advirtieron que el dengue "vino para quedarse". Desde 2009 se registraron dos fuertes brotes y miles de personas están en una situación vulnerable si otra cepa del mosquito los afecta.
En este crítico barajar y dar nuevo, desde el hospital San Vicente de Paul proponen que se adelante a fines de mayo el saneamiento ambiental en las viviendas. Para esa altura, por cuestiones climáticas, se espera que culmine esta virulenta escalada de casos.
"Ni bien terminemos con este período con dengue circulando debemos comenzar con el saneamiento ambiental", advirtió ayer a El Tribuno la gerente del nosocomio oranense, Liliana Canini.
La médica dijo que ya llevó el planteo al intendente de Orán, Marcelo Lara Gros, para adelantar esas acciones que en otras oportunidades se hacían recién en la primavera. Ahora se apunta a que se pueda llegar a más hogares de esa localidad con medidas preventivas.
El masivo, aunque demasiado tardío, operativo de descacharrado que se realizó el jueves en San Ramón de la Nueva Orán fue destacado por la médica y por funcionarios provinciales y municipales. Fue una acción inédita para tratar de menguar la fuerte crisis de salud.
En el hospital San Vicente de Paul, pacientes permanecen en los pasillos. Javier Corbalán
La semana pasada se había conocido que en el hospital de Orán quedaban pocos reactivos. Este insumo sirve para hacer una de las pruebas que confirma que un paciente tiene dengue y es importante para conocer el alcance del brote.
El dengue, recordemos, se transmite a través del Aedes aegypti, que prolifera en objetos que acumulan agua, como chatarras. Un paciente que tuvo la enfermedad puede desarrollar un cuadro hemorrágico si circula otra cepa del virus y lo vuelve a picar un mosquito infectado.
La intención es que durante todo el año se intensifique el accionar de los agentes sanitarios, que sigan los controles en las casas y que la Municipalidad envíe camiones para sacar chatarras y se ocupe de la limpieza de los baldíos.
En Orán, después de más de 800 casos confirmados oficialmente, seis muertes y ante una tensión social creciente, se imitó recién el jueves el operativo de descacharrado que hace la intendencia de Tartagal.
Ese día se recolectaron más 1.000 toneladas de cacharros y esa movida despertó tal interés que, si bien había en un principio 1.000 voluntarios anotados, terminaron siendo alrededor de 1500.
"Tenemos que esperar estos días para ver lo que está pasando. Todo lo que sea limpiar la ciudad y las casas tendrá un buen efecto", respondió Canini al ser consultada sobre los resultados que se esperan tras el masivo descacharrado.
Ayer el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Parodi, recorrió el hospital San Vicente de Paul y se reunió con Canini para analizar la provisión de insumos y la designación de médi cos.
"Me parece que ayer (por el jueves) se dio un hecho importante. Más allá del descacharrado, hubo una generación de conciencia a los efectos de entender que toda la sociedad se tiene que involucrar en un tema que afecta a mucha gente", afirmó Parodi.
Ante la crisis sanitaria por el dengue, Parodi y Canini dijeron que se designarán cinco médicos para el hospital. Ese plantel no estará abocado directamente a la atención de los pacientes febriles sino a varias unidades de ese nosocomio.
Parodi también aseguró que, ante el brote de dengue, desde el Gobierno provincial se reforzó el operativo de salud con un equipo permanente de cinco profesionales en San Ramón de la Nueva Orán y otros cinco que rotan en el resto de los municipios del departamento.
Junto con Parodi arribaron al hospital San Vicente de Paul los ministros de Infraestructura, Baltasar Saravia, y de Ambiente y Producción Sustentable, Javier Montero. La visita de los funcionarios ocurrió luego de que el sábado pasado el gobernador Juan Manuel Urtubey recorriera Orán, ante un notable malestar social por la falta de respuestas al brote de dengue.

Prometen más reactivos

Durante estos días, pacientes y médicos se quejaron por la falta de insumos en el hospital. Ayer la gerenta del nosocomio, Liliana Canini, aseguró que cuentan con reactivos, uno de los elementos necesarios para confirmar la infección.
El jefe de Gabinete, Carlos Parodi, prometió que el próximo martes llegarán más reactivos gracias a una compra que realizó la Provincia.
A su vez, afirmó que se implementará en el hospital San Vicente de Paul un sistema denominado "Salta Salud" para la asignación de turnos a los pacientes.
"Ya lo empezamos a probar en algunos hospitales como el Oñativia y El Milagro (de Salta). Se apunta a que la gente en definitiva no tenga que hacer largas colas y esperar. Eso demandará un tiempo pero será una respuesta importante", dijo el funcionario.

Una ley tardía

Los reflejos tardíos también se hicieron evidentes entre los legisladores. Cuando el brote de dengue ya hizo estragos en la población de Orán, recién la noche del jueves el Senado convirtió en ley un proyecto que declara a la provincia zona de alerta y vigilancia epidemiológica permanente.
La norma faculta al Grand Bourg a "disponer de todos los recursos presupuestarios, humanos y materiales vinculados a la sanidad provincial, a fin de ejercer acciones efectivas tendientes a consolidar y extender la barrera de prevención y erradicación definitiva del dengue y otros posibles brotes epidémicos como zika o chikungunya". Hasta ahora se desconoce cuánto dinero se destinará y de dónde saldrán los fondos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 7 meses

Ahora hacen fumigaciones, tirar cosas viejas. desmalezamiento,,pero ya es tarde, el dengue esta instalado en la pcia, causando muertes, los politicos deberian irce a la mierda solos, lo unico que hacen es aumentar sus dietas, son por demas caraduras, desde ortobey para el ultimo de abajo, no sirven para nada, son pura mierda

ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 7 meses

una VEZ MAS QUEDO A LA VISTA LA FALTA DE COMPROMISO , ...........LA TOTAL INDEFERENCIA DE NUESTRO GOBERNADOR ,.....COMO ASI TAMBIEN LA INCOMPETENCIA , DEL MISNISTRO DE SALUD DE LA PROVINCIA DE SALTA....POR SU INOPERANCIA DEBE RENUNCIAR........RENUNCIAR EL SR MINISTRO ,,,,,BASTA DE TEATRO ..........QUEDO A LA VISTA QUE NUNCA HUBOUN PLA DE LUCHA CONTRA ESTE FLAGELO ........DEBE RENUNCIAR -........NO PODEMOS TOLERAR LOS SALTEÑOS TENER GENTE INCOMPETENTE ...........ES UNA ABERRACION ......TIENE QUE RENUNCIAR......


Se está leyendo ahora