Francisco Cabrera, el ministro de Producción, indicó que no se actualizará el tributo interno.
"Más autos van a pagar impuestos", confirmó el ministro.
El funcionario indicó que no se actualizará el impuesto interno a los autos por inflación lo que implicará que más vehículos empiecen a tributar y suban de precio.
El decreto de impuestos internos venció el 30 de junio.
Con esta decisión el Gobierno se asegura no perder recaudación pero además sube el precio de vehículos importados de alta gama para que no compitan con los nacionales. La idea es sostener el empleo en las fábricas. Las terminales automotrices reunidas en ADEFA buscaban por lo menos una actualización del 15 por ciento.
Los autos 0 Km aumentaron 21,5% en 4 meses y sólo hay cinco modelos por debajo de $200.000. Si se lo compara con el salario mínimo, se necesitan 30 sueldos de $6.810 para acceder a un vehículo nuevo.
Las subas de los precios se movieron más cerca del nivel de inflación general que del deslizamiento en el tipo de cambio. Esto se debió, sobre todo, al fuerte incremento de la oferta como consecuencia de la mayor importación tras el fin de las trabas comerciales y del cepo y el derrumbe de la exportación a Brasil, que brindó una mayor disponibilidad de vehículos con fuertes descuentos impulsados por las automotrices en el mercado interno, con el objetivo de sostener la producción y el empleo. El auto más barato del país es, de acuerdo con datos actualizados hasta el sábado pasado, el Renault Clio Mío 3P Expression, que cuesta $173.100 (ese modelo tiene otras dos versiones, la Dynamique y la Confort, que cuestan $196.900 y $189.200, respectivamente).

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora