Un empleado de la Inspección General de Justicia (IGJ) encontró el legajo de la empresa "The Old Fund", de Alejandro Vandenbroele, presunto testaferro del ex vicepresidente Amado Boudou, y que compró la compañía Ciccone. El expediente, central para las causas judiciales en trámite, se había pedido cuando la Justicia lo requirió en 2012 y solo logró ser reconstruido parcialmente.
El legajo fue hallado en el Archivo General de la IGJ por un empleado de esa dependencia. Era el mismo lugar donde originalmente se lo había buscado.
El empleado informó el hallazgo al titular de la IGJ, Sergio Brodsky, quien envió copia a los jueces federales María Servini de Cubría y Ariel Lijo. Servini de Cubría tiene a su cargo una causa por la desaparición del legajo en la que está siendo investigado el ex ministro de Justicia Julio Alak y Lijo los expedientes por Ciccone y el enriquecimiento ilícito de Boudou y Vandenbroele entre otras personas. El empleado informó el hallazgo al titular de la IGJ, Sergio Brodsky, quien envió copia a los jueces federales María Servini de Cubría y Ariel Lijo. Servini de Cubría tiene a su cargo una causa por la desaparición del legajo en la que está siendo investigado el ex ministro de Justicia Julio Alak y Lijo los expedientes por Ciccone y el enriquecimiento ilícito de Boudou y Vandenbroele entre otras personas.
Ahora se está determinando si se trata del legajo completo de "The Old Fund". La IGJ envió copia de 31 fojas, en principio más de las que en su momento el organismo había enviado.
Fuentes que conocen la investigación señalan que hay elementos clave en los papeles encontrados en la IGJ, que revelarían el origen de los fondos vinculados a la transferencia del capital societario de la imprenta de billetes.
Servini de Cubría citó a declarar como testigo para el próximo lunes al empleado que encontró el legajo.
Cuando se inició la causa judicial por Ciccone, en febrero de 2012, distintos jueces le solicitaron a la IGJ los expedientes de las empresas The Old Fund, London Supply y Compañía Sudamericana de Valores, nombre que tuvo la nueva Ciccone cuando quedó a cargo de Vandenbroele.
En el archivo de la IGJ no apareció el legajo de The Old Fund. Se trataba de información clave para determinar la composición societaria de la empresa y conocer sus verdaderos dueños.
Ante la pérdida se inició un proceso de reconstrucción digital que fue parcial ya que solo se reenviaron a la Justicia algunas fojas. El entonces titular de la IGJ, Marcelo Mamberti, impone un cepo informativo que se niega a cumplir Silvina Martínez, ex directora del Registro Nacional de Sociedades de la IGJ, quien fue despedida del organismo y hoy es asesora de la diputada nacional Margarita Stolbizer.
The Old Fund se quedó con Ciccone cuando la histórica empresa cayó en quiebra. Con los nuevos dueños, con Boudou detrás con Vandenbroele como pantalla, la compañía obtuvo un ventajoso plan de pagos por parte de la AFIP.
El juez Lijo procesó a Boudou, a Vandenbroele, a Nicolás Ciccone dueño de la empresa y a otras personas, lo que confirmó la Cámara Federal. En la causa resta definir la situación del ex titular de la AFIP y actual de la Auditoría General de la Nación, Ricardo Echegaray, a quien el fiscal Jorge Di Lello y la Oficina Anticorrupción pidieron su indagatoria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 7 meses

jajaja chorros hijos de mil puta


Se está leyendo ahora