Juan Manual Sarmiento es el responsable Fazenda de la Esperanza, la casa que hoy alberga a 8 jóvenes para ayudarlos a recuperarse de las adicciones.
La primera casa abrió sus puertas en diciembre de 2014 con 3 chicos y llegaron a ser 12.
La construcción inaugurada ayer consiste en cinco habitaciones recuperadas a nuevo, cada una con baño y antebaño; una cocina-comedor amplia y una galería.
Estas comodidades permitirán albergar a 20 chicos, destacó Juan. "Es un lugar muy confortable para que ellos también tengan una vida confortable", resumió para luego agregar que Fazenda "es una comunidad, una escuela para aprender a vivir de otra manera. Es un nuevo estilo de vida".
Los chicos están 12 meses, reciben visitas y trabajan en diferentes abordajes. Las familias participan del grupo Esperanza Viva que funciona los jueves a las 21.30, en la Catedral. Los interesados pueden dirigirse en busca de información al teléfono 387- 154766256.
Juan recordó que Fazenda "no trabaja con profesionales; excepcionalmente llevamos a los chicos a los profesionales especialistas. Sacerdotes, religiosas y el arzobispo acompañan a los chicos como guías espirituales. Con ellos también trabaja Luis, quien terminó su año en el lugar y ahora dona su vida para ayudar a los chicos.
"Espiritualidad, convivencia y trabajo son los pilares de este trabajo. Queremos que los que lleguen acá encuentren la felicidad a través de un cambio de vida", subrayó José.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora