Para marzo del año próximo está prevista la incorporación de diez colectivos articulados con fuelle para cuatro corredores del sistema de transporte público metropolitano.
El 14 de noviembre se abrirán los sobres de la licitación para la compra de las unidades con las que se busca duplicar la capacidad de pasajeros en horarios pico, en los recorridos interurbanos de las rutas 68 y 51, como así también en las líneas Transversal y Troncal Sudeste.
La inversión será de $52 millones, según precisó el titular de Saeta, Claudio Mastrandrea, a El Tribuno. Los fondos provendrán del crédito internacional de 350 millones de dólares que tomó la Provincia entre junio y septiembre último.
En los pliegos de la licitación se especifica que los colectivos deberán ser de dos módulos y con un largo de 18 metros, para transportar hasta un máximo de 150 personas (sentadas y paradas). Es el doble de lo que pueden llevar las actuales unidades en servicio. Se exige, además, que cuenten con aire acondicionado y sistemas de accesibilidad para discapacitados.
Dudas
Desde la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) miran con ciertas reservas la iniciativa, porque existen dudas sobre posibles inconvenientes que tendría la incorporación de las duplas en los flujos del tránsito vehicular. También se analizan las limitaciones que plantea la red vial del área metropolitana para este tipo de transportes de pasajeros.
El peso de las unidades también mueve observaciones, por el impacto que pueden tener en las arterias, sobre todo en áreas de frenado. El efecto, por cierto, ya se advierte en muchas zonas de paradas de la capital salteña, con ondulaciones y agrietamientos de calzadas.
Choferes de Saeta también manifestaron reservas sobre la incorporación de los colectivos con fuelles. "Son vehículos que transportan mucho peso, por lo que deben tener confiabilidad mecánica, motores con buena reacción y probada durabilidad, algo que no todas las empresas que los fabrican pueden garantizar", sostuvo uno de los trabajadores del gremio de colectiveros.
Mercedes Benz, Scania, Volvo y Agrale son las firmas que en el país ofrecen colectivos articulados.
Uno de los puntos más críticos, según los conductores, está en los desniveles de calles, puentes y badenes. "Si no se disponen recorridos que los eviten se generarán prematuros desgastes en los enganches y los fuelles", aseguró uno de los choferes que entrevistó este diario.
"Si los hacen circular por arterias irregulares, en pocos meses los pasajeros que suban a los módulos traseros viajarán a los saltos", acotó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

Leyendo la nota relacionada a los colectivos Puma y la presente, se comprueba que está todo listo para tropezar con la misma píedra. Tal como se viene haciendo desde tiempo inmemorial, en distintos ámbitos de la Provincia, y de la Argentina en general.

Juanito B
Juanito B · Hace 1 mes

Saeta estos colectivos no pueden andar en la ciudad, le puedo aceptar para el valle de lerma, pero en la ciudad nooo, no se dan cuentan que la ciudad es chica y traer estos que son mas grande el trafico vehicular y mas en hora pico sera mucho peor, con los actuales hay muchos problemas como, manejan mal, se estacionan lejos del cordón, se pasan con semáforo amarillo, rojo y muchísimas veces se paran en medio de la bocacalle y no dejan pasar por varios minutos, para doblar estos necesitas mucho espacio, etc, etc. espero que la gente de la municipalidad o a quien correspondan revean este tema, asi que disculpen pero están equivocados señores piensen un poco mas.


Se está leyendo ahora