El jueves por la noche un hombre atacó a otro con un arma blanca en un barrio de La Merced. Tras el violento hecho, el agresor, identificado por la Policía como Carlos Alberto Orellana de 34 años, fue imputado. La agresión se dio en una casa del barrio 25 de Mayo donde su propietario, Eduardo Ramón Quispe, de 64 años, fue la víctima.
Según consideraciones mayoritarias en la ciudad, se trata de una zona caliente donde tres hombres en aparente estado de ebriedad llegaron en busca de una persona que alquilaba en una casa de dicho barrio, ubicado al oeste del pueblo.
Cuando el propietario abrió la puerta, ante los gritos y golpes de estos sujetos, recibió de uno de ellos una puñalada con un cuchillo tramontina.
La víctima trató de defenderse, mientras sus atacantes lo golpeaban con puñetazos y puntapiés. Tras el ataque los hombres huyeron dejando malherido al sexagenario quien fue derivado en código rojo al hospital San Bernardo. Allí le diagnosticaron "herida de arma blanca en abdomen", y debió ser intervenido quirúrgicamente.
Ante el ataque, efectivos policiales emprendieron la búsqueda de los agresores, demorando primero a dos sospechosos de 17 y 34 años, y secuestraron un cuchillo que fue utilizado en la agresión.
Los vecinos aseguraron que los sujetos se desquitaron de la víctima por una rencilla protagonizada días pasados por los agresores y el hombre de 64 años.
Al parecer, el cobro de una deuda habría sido el detonante y la clave del episodio.

En recuperación

Fuentes policiales confirmaron a El Tribuno que Eduardo Ramón Quispe se encuentra fuera de peligro y en recuperación.

El sujeto de 34 años autor del ataque fue imputado y sigue detenido por disposición de la fiscalía de Cerrillos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora