Arauka Renda es un edificio ubicado en el centro de la Misión San Francisco, de la localidad de Pichanal, donde chicos y grandes encuentran un lugar para desarrollarse en distintas áreas de forma gratuita.
En este espacio, los niños y jóvenes toman a diario clases de computación y cine; además, un grupo de profesionales solidarios brindan apoyo en distintos ámbitos, todo de manera gratuita; en consultorios de fisioterapia está el licenciado Rubén Aparicio; psicopedagogía con Nancy Luna; asesoramiento jurídico con la abogada Soledad Rallé; la licenciada María José Aufranc en Psicología; Rosa Rojas atiende casos de Fonoaudióloga, y este año se sumó la docente Margarita Rojas.
Hoy, el lugar está dirigido por Leticia Quispe, quien se encarga de coordinar las actividades que se realizan allí, tanto para niños como para adultos.
Este proyecto tiene casi 3 años de vida y la construcción se concretó gracias a la labor de la comunidad franciscana que misiona en el lugar desde hace un siglo, vecinos de la Misión San Francisco y mucha gente amiga.
"Mucha gente nos dio una mano desinteresada, inmensa. Incluso de otras provincias", explicó Leticia.
"Cuando iniciamos el proyecto buscábamos que quien nos visite se lleve algo nuevo aprendido", agregó.
Hoy el lugar tiene tres finalidades: funciona como centro preventivo de las adicciones, los lunes y martes; con capacitación para niños y adultos a través del proyecto NAC (Núcleo de Acceso al Conocimiento) y también como un lugar donde la comunidad ava guaraní ya tiene su espacio, donde la comisión directiva puede reunirse.
El NAC funciona desde 2015

Desde fines de noviembre del 2015 la Misión San Francisco cuenta con un Núcleo de Acceso al Conocimiento y gracias a este espacio generado con apoyo de la Provincia los chicos de Pichanal tienen la posibilidad de aprender computación, disfrutar de una sala de juegos, y un cine que funciona los viernes por la tarde.
El objetivo es ofrecer a lo comunidad guaraní de Pichanal acceso a la conectividad y a las tecnologías de la información y de las comunicaciones y generar las condiciones para el desarrollo de sus habilidades digitales y oficios.
En Arauka Renda se inauguró un espacio para que los niños, jóvenes y adultos cuenten con herramientas que les permitan capacitarse para lograr un mejor futuro, para que puedan convertirse en protagonistas de sus propias vidas.
De esta forma, el Estado sigue trabajando por la igualdad de oportunidades de todos los salteños. "El NAC funciona de lunes a viernes y los que trabajan no reciben salarios, lo hacen de manera solidaria", dijo Leticia.
El padre Martín, quien está a cargo de Misión San Francisco, explicó por su parte que el nuevo espacio beneficia, en especial, a la comunidad guaraní de Pichanal, compuesta por más de 10 mil habitantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia