La firma de la nueva normativa se concretó luego de que el Gobierno presentó dos recursos extraordinarios ante la Cámara Federal de La Plata que disponía la suspensión de los aumentos de los servicios de gas y de electricidad.
La vigencia de esa medida cautelar dejaba sin vigencia el nuevo cuadro tarifario dispuesto por la resolución 31/2016, por lo cual una nueva resolución modificatoria era imposible de aplicar sobre una medida que se encontraba en suspenso por orden judicial.
Fuentes oficiales explicaron que para el Gobierno la interpretación de la Corte de Justicia es que la sola presentación del recurso de apelación ante la Cámara Federal de La Plata pone efecto suspensivo al fallo que suspendió la aplicación de los incrementos del gas y la luz.
En el caso de que la Cámara platense acepte el recurso de apelación del Gobierno el trámite judicial seguirá su tramitación y los nuevos cuadros tarifarios seguirán vigentes hasta que la justicia resuelva la situación de fondo.
Si la Cámara Federal rechaza el recurso, el Gobierno recurrirá en queja ante la Corte Suprema de Justicia y logrará mantener de igual manera el efecto suspensivo de la orden judicial de no aplicar los aumentos tarifarios.
La resolución que firmó Aranguren esta tarde y que mañana deberá estar publicada en el Boletín Oficial es modificatoria de la Resolución 99/2016 por la cual el Ministerio de Energía disponía un tope del 400 y 500 por ciento para usuarios residenciales y comerciales respectivamente, sobre las tarifas vigentes al 31 de marzo. En cambio, lo anunciado ayer pone también topes del 400 y el 500 por ciento pero sobre las facturas recibidas por cada tipo de usuario en el mismo bimestre del año pasado, más allá de cuál sea su consumo presente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora