El árbol de Navidad cumple un rol preponderante durante los festejos de fin de año. A sus pies se dispondrán los regalos y también acogerá al pesebre. Símbolo de vida con sus hojas perennes, después se tornará leño y, finalmente, se convertirá en la cruz donde morirá Cristo. Así lo entienden todavía muchas familias salteñas. Hoy es la fecha señalada para armarlo: 8 de diciembre, que coincide con una jornada muy significativa para la Iglesia, el día de la Inmaculada Concepción de María, y aunque ambas concurren a la vez, solo se trata de una coincidencia.

Una actividad familiar
La costumbre dicta que todos los habitantes de la casa deben participar tanto del armado del arbolito como de la puesta del pesebre. Asimismo, cada nueva familia deberá estrenar árbol propio. Desde hace dos semanas los más previsores o quienes buscan las novedades estuvieron visitando las casas comerciales en procura de las novedades.
Como viene ocurriendo hace unos años, la mayoría de los productos son importados y la oferta de piezas nacionales es mínima. De todas maneras los clientes suelen preferir los diseños extranjeros a las propuestas nacionales, porque estos últimos no se diversifican ni avanzan al ritmo de las colecciones importadas y las terminaciones de las piezas son más finas y acabadas.
En un local de objetos de decoración de la calle Santiago del Estero, Marta Villagra (52), junto con su hija Candelaria (7), estaba eligiendo adornos en la víspera del 8. "Este año vinieron cosas preciosas. Estamos buscando cosas nuevas para ponerle al árbol porque dicen que así una prospera", comentó a El Tribuno. A Marta, como es comerciante, le toca la doble tarea de ataviar de Navidad su casa y su negocio. Agregó que en esta ocasión vestirá un ficus con ornamentos de diversos colores y pondrá en torno de él estacas alusivas a tradiciones del Norte como los renos y Papá Noel. "La Navidad es lo más grande, el nacimiento de nuestro Señor, y lo pueden vivir todas las familias, incluso con lo más sencillo porque Jesús vino al mundo en un pesebre muy pobre", reflexionó.

Estilos personalizados
Raúl Velázquez (48) y su hija Agostina (16) contaron que tienen el mismo árbol desde hace 14 años y que prefieren el monocolor: alternan entre dorado y plateado. Además cada año suman una figura al pesebre. Mabel Ubierna (64) también personalizó la tradición y coloca flores blancas de base y bolas de diferentes tamaños y colores. Sobre el hogar dispone una tiara de luces y flores rojas con apliques dorados, a las que saltea con pelotitas rojas.
"El pesebre no lo armo ostentosamente, sino que pongo la Sagrada Familia no más, que para mí simboliza la unión de la familia", dijo.

Tendencias
Julia Reina, encargada de Casa Linda, detalló que este año entraron líneas naturales y rústicas, confeccionadas en cartón, rattán, lanas de colores y cerámica. El rattán es una especie de palma proveniente de las selvas tropicales del sudeste asiático. Sus varillas son sometidas a varios tratamientos que aseguran durabilidad, maleabilidad y exótica belleza a los productos que se realizan con ellas. Las bolas de Navidad vienen naturales o teñidas en marrones y negros. Algunas llevan apliques de gibré dorado y resultan ideales para los exteriores. También hay una gran variedad de adornos elaborados con lanas sintéticas, toques de cerámica y detalles en alpaca. Ante la enorme oferta la duda es cómo combinar las texturas y los acabados para que la visión del arbolito no resulte pesada y se propicie un ambiente único y agradable.
A quienes arman un árbol navideño por primera vez Julia hizo dos recomendaciones: primero, poner pelotas básicas de variados tamaños y colores, y luego darle un toque con adornos más sofisticados. Segundo, tener en cuenta que las bolas transparentes, de plástico o en nailon con mostacillas y lentejuelones son ideales para conseguir el deseado efecto de distinción. En las góndolas y vitrinas se percibe la convivencia de varios estilos, algunos de los cuales se instalaron hace tres temporadas. Continúa vigente la línea de arlequines y ángeles venecianos que desplazó en belleza y originalidad al clásico Papa Noel. También hay zapatos, carteras y sombrillas de brillantes tonos. Continúan en auge las mariposas, flores, pájaros y duendes.
Las pelotitas siguen manteniendo presencia, junto a sus pares metalizadas, en nailon o con incrustaciones de mostacillones y lentejuelas. También hay clips de colgantes en fibrofácil con motivos de corazones, estrellas y Papa Noel. Broches decorados, renos para encastrar y móviles de latón.

Adornos de madera
Los kits de muñecos de madera al estilo Cascanueces se vendieron como pan caliente en un supermercado de la zona norte de la ciudad. La magia de la Navidad es tan diversificada y el talento de los comerciantes para captar los gustos populares tan lúcido que los arbolitos este año se poblarán de objetos vintage como trompos y soldados de madera. También de cascabeles, automóviles estilo años 30 y móviles de latón con motivos de lunas, corazones y estrellas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Elena Capasso
Elena Capasso · Hace 11 meses

LA NAVIDAD ES RECORDAR LA LLEGADA DEL SALVADOR DEL MUNDO. NADA DE ÁRBOLES OSTENTOSOS, UN PESEBRE HUMILDE, COMO ÉL LO FUE. Y EN LO POSIBLE, NADA DE BOMBAS DE ESTRUENDO; NO SE ME OCURRIRÍA UNA IDEA MÁS PEREGRINA QUE PONERME A TIRAR BOMBAS ANTE EL NACIMIENTO DE UN BEBÉ.-


Se está leyendo ahora