Los cancilleres de Argentina, Chile, Brasil y Uruguay lamentaron en un texto conjunto la violencia registrada en Caracas, sufrida por el diputado opositor Julio Borges, entre otros, y reafirmaron que las autoridades tienen la "responsabilidad" de garantizar el derecho a "la libre expresión".
"Los cancilleres abajo firmantes desean manifestar que lamentan los hechos de violencia registrados en Caracas donde varios ciudadanos, incluso parlamentarios, fueron agredidos, al igual que condenan todo acto de violencia independientemente de su origen", remarca el documento.
Los ministros de Exteriores de Argentina, Susana Malcorra; Brasil, José Serra; Chile, Heraldo Muñoz; y Uruguay, Rodolfo Nin Novoa "reafirman" en el texto que las autoridades "tienen la responsabilidad de garantizar el derecho a las manifestaciones pacíficas y a la libre expresión de ideas".
Además, hicieron un llamado a que, "como ha prometido el Gobierno, se investiguen las responsabilidades por la violencia" e instan a que puedan resolverse las diferencias "mediante el diálogo pacífico y con métodos democráticos".
Los cancilleres también se refieren en su documento a la comisión internacional que promueve el diálogo en Venezuela, creada en abril pasado e integrada por los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Fernández (República Dominicana).
Es así que Malcorra, Serra, Muñoz y Nin Novoa esperan "que el proceso de facilitación llevado a cabo por los expresidentes pueda arribar a resultados positivos, y en un tiempo razonable, para beneficio de todas las partes involucradas".

Agresiones

Al menos 60 diputados opositores protestaban frente a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) para exigir una respuesta del organismo sobre el proceso de referéndum revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, para lo que la oposición presentó más de 1,3 millones de firmas.
Tras ser reprimidos por la Policía y la Guardia Nacional los parlamentarios quedaron a merced de militantes chavistas que se abalanzaron contra ellos y los agredieron con objetos contundentes.

Presión oficialista

El oficialismo venezolano acudirá al Tribunal Supremo de Justicia para recurrir las firmas de la oposición que habilitan la consulta para desplazar al presidente bolivariano, Nicolás Maduro.
“Lo primero que vamos a hacer es que vamos a la Sala Constitucional (del Tribunal Supremo de Justicia, TSJ) para denunciar este delito contra la Constitución”, dijo Jorge Rodríguez, delegado por Maduro para monitorear el proceso que busca poner en marcha la consulta.
El representante presidencial señaló que durante la recolección de firmas hubo una serie de irregularidades que configuran un “fraude” y un “delito general” contra la carta magna.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora