The Coca-Cola Company, el líder mundial en producción de bebidas sin alcohol, adquiere cada año en la Argentina jugos de frutas y derivados por 245 millones de dólares para abastecer la producción de jugos, aguas saborizadas, gaseosas y otras bebidas en 20 países. Del total de compras en 2015, se estima que US$ 44 millones se destinan al mercado argentino y US$201 millones a mercados internacionales.
En 2015 Coca-Cola compró aproximadamente 37 mil toneladas de jugo concentrado y sus derivados, equivalente a 1,2 millones de toneladas de naranjas, limones, pomelos, manzanas, uvas, peras y duraznos. En todos los casos, Coca-Cola adquiere productos con valor agregado, que fueron procesados por empresas locales de distintas regiones del país.
La producción de estas frutas se concentra en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Jujuy, Formosa, Misiones, Tucumán, Salta, Mendoza, Neuquén, Río Negro y San Juan. Las compras se destinan a mercados tan diversos como Australia, Brasil, Canadá, Chile, China, Costa Rica, Francia, Hong Kong, India, Irlanda, Corea, Taiwán, Tailandia, Uruguay y Estados Unidos.
"La Argentina es un gran productor de cítricos. Coca-
Cola adquiere cada año 60% de la producción argentina de jugo de naranja, 12% de la de jugo de limón y 27% de la de jugo de pomelo" señaló Francisco Do Pico, Director de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola para Argentina.
De acuerdo al último reporte de Fedecitrus, la producción total del país tuvo un valor de 1.041 millones de dólares. Coca-Cola compra cítricos y sus derivados por un total de 219 millones de dólares, equivalente a 21% del total de la producción argentina.
"La calidad de la fruta fresca argentina y el valor agregado local hicieron posible que estas economías regionales hayan adquirido tanta relevancia" agregó Do Pico.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora