La Cancillería argentina y el Foreign Office acordaron reunirse el próximo mes –posiblemente el 10 de diciembre- en Ginebra, Suiza, junto a representantes de la Cruz Roja Internacional, para cerrar el acuerdo que permitirá la identificación de los soldados argentinos cuyos cuerpos yacen en 123 tumbas NN en el Cementerio de Darwin de Malvinas.
La causa por la identificación de los caídos comenzó en 2008 cuando el veterano Julio Aro -con el apoyo de una periodista- se hizo eco del reclamo de más de 80 familias que lamentan que "al viajar a las islas y visitar el cementerio no tenemos dónde dejar una flor o llorar a nuestros hijos, porque sus placas dicen Soldado Argentino Solo Conocido por Dios".
Durante años trabajaron sin lograr apoyo oficial ni tener una respuesta positiva de las autoridades. Hasta que en marzo de 2012, Aro y la periodista se contactaron con el músico británico Roger Waters, quien se comprometió con la causa humanitaria ("mi padre y mi abuelo murieron en la guerra, entiendo el dolor de estas madres") y llevó el reclamo a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El 2 de abril de ese año, la primera mandataria envió una carta a la Cruz Roja internacional para que mediara en la negociación con el Reino Unido.
"La reunión en Ginebra definirá el protocolo para realizar las exhumaciones", afirmó la canciller Susana Malcorra (Adrián Escandar)
"La reunión en Ginebra definirá el protocolo para realizar las exhumaciones", afirmó la canciller Susana Malcorra (Adrián Escandar)
Hoy, a 34 años de la guerra, la identificación está cerca de concretarse, según confirmó la canciller Susana Malcorra: "Habrá una reunión en Ginebra para avanzar con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), y tratar de definir el detalle del protocolo para poder hacer las exhumaciones y la forma en la cual se haría todo el proceso de reconocimiento de los soldados enterrados como NN".
Funcionarios de la Cruz Roja viajaron en julio a las islas para hacer una evaluación preliminar y coordinar el trabajo, donde participarán forenses de la CRI y profesionales argentinos del prestigioso Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). "El pedido para que participen forenses argentinos ha sido preliminarmente aceptado por Londres", confirmó la canciller.
Los equipos tomarán muestras de las 123 tumbas para cotejarlas con los perfiles genéticos de ADN de 8 familias, que ya prestaron su consentimiento y dieron sus muestras de sangre. El trabajo final se hará en el laboratorio que el EAAF tiene en Córdoba.
Todavía no se ha definido si la población del archipiélago participará en las discusiones finales. Malcorra considera "evidente" que les corresponde un papel importante en este proceso. "Nuestro interlocutor es el Reino Unido. Quién integra su delegación lo decide el Reino Unido. Seguramente habrá alguna representación local", subrayó la ministra.
El cementerio de Darwin –situado a casi 90 kilómetros de Puerto Argentino en la Isla Soledad-, tiene 230 cruces, de las cuales 123 guardan restos de soldados que nunca fueron identificados. Las madres de los caídos, piden desde hace años saber dónde están sus hijos. "El día que perdieron la vida también perdieron el nombre con el que los habíamos bautizado", dicen con dolor.

La guerra de 1982 dejó 649 muertos argentinos y 255 británicos. La identificación de los soldados argentinos permitirá "saldar una deuda histórica", coinciden en el gobierno nacional.

Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora