Para los argentinos, empeoró la situación económica pero mantienen expectativa positiva. Según el sondeo, para el 53,9% de los argentinos la situación económica del país está peor que antes del cambio de gobierno, aunque el 60,8% confía en que la administración de Mauricio Macri podrá mejorar el panorama, según se desprende de una encuesta realizada por la Universidad de San Martín (UNSAM). Con relación a la situación económica personal, el estudio muestra que el 53,6% está peor que hace 30 días y el 51,7% considera que está peor que antes del cambio de gobierno. Sin embargo, pese al pesimismo que arrojan los números, el 60,8% considera que el actual gobierno podrá mejorar la situación, en tanto que para el 31,8% no será capaz de revertir el contexto negativo. En ese sentido, el 41,1% dijo que en los próximos seis meses la situación económica del país estará mejor, el 17,3% que estará igual que en la actualidad y el 34,3% que estará peor. Además, el 48,6% de los consultados dijeron que en los próximos seis meses le gustaría que baje la inflación y al 32,2% que mejore el nivel de empleo, dejando en evidencia cuáles son las mayores preocupaciones. Al respecto, la encuesta preguntó qué análisis hacen las personas de la evolución de los precios de los alimentos desde enero de 2016. El 73,3% afirmó que aumentaron mucho, el 16,5% que aumentaron levemente y el 5,4% que se mantienen igual. El relevamiento realizado mediante el programa PASCAL, que cuenta con un panel político cuyos integrantes son encuestados de forma regular y consultó a 2.521 personas de todo el país, reveló que en cuanto al desempeño del actual gobierno, el 23,7% lo consideró pésimo, el 8,2% muy malo, y el 17% malo; en tanto que para el 17,8% no es ni bueno ni malo.
Además, se logró la pregunta respecto a la opinión acerca del aumento de la nafta, los boletos de tren, colectivos y subte. El 41,5% dijo estar totalmente en desacuerdo, el 14,5% muy en desacuerdo y el 14,3% algo en desacuerdo, un total de 70,3%.

El aumento de los servicios

Los recientes aumentos en las tarifas de los servicios y la alta inflación que predominan en el actual escenario económico siguen afectando la confianza del consumidor. En mayo, el índice cayó un 22,4% en la variación interanual, aunque como consuelo, en comparación con el mismo período de 2014, la cifra aumentó un 12%. Los datos surgen del estudio realizado por el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, que registró una caída del 1,2% del índice respecto de abril. Además, en relación con el mes anterior, los subíndices que componen el ICC finalizaron con caídas para bienes durables e inmuebles (-13,9%) y situación personal (-0,9%), mientras que la situación macroeconómica subió un 3,1%. Asimismo, la confianza para los consumidores de menores ingresos cayó un 4,7%, pero subió un ligero 0,3% para los de mayores ingresos en la variación mensual. Respecto de los subíndices que componen el estudio, para ambos niveles de ingresos aumentó el que hace referencia a la situación macroeconómica del país, mientras que retrocedió la predisposición para la compra de electrodomésticos, automóviles y casas y bienes durables.
En cambio, por el lado de la situación personal, el subíndice bajó para el sector de ingresos más bajos y avanzó para el de ingresos más altos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...