La desigualdad ante la ley que existe actualmente para los menores de 18 años en Salta, junto a la necesidad de ofrecer las mismas garantías que tienen los adultos en causas penales, representan los conceptos sobre los que se elaboró el proyecto de ley del régimen penal juvenil. La iniciativa parte de un trabajo conjunto entre la Corte de Justicia provincial y el Ministerio Público.
"La igualdad ante la ley es una de las cláusulas constitucionales más importantes. La Corte decidió que ya había pasado un tiempo prudencial y, por lo tanto, remitió este proyecto", dijo a El Tribuno el presidente de la Corte de Justicia de Salta, Guillermo Catalano.
Con el uso de las facultades de iniciativa parlamentaria, el máximo tribunal se mostró optimista con respecto a la decisión de crear un nuevo régimen procesal, visto como el método para contemplar la responsabilidad de los que tienen 16 o 17 años o bien de aquellos que tienen menos de 16 años a quienes se les podría aplicar una medida de seguridad.
"Para la Corte, tanto el mayor como el menor de edad tienen que tener la misma regla procesal. Si hay un sistema moderno de enjuiciamiento para mayores también debe serlo para menores", aseguró Catalano.

Nuevos instrumentos

La aplicación de nuevos instrumentos a los que ya tienen acceso los adultos concentró la esencia de la fundamentación ofrecida desde el Ministerio Público para la creación del régimen penal juvenil en Salta.
"Lo menos que se puede hacer es avanzar para que también los jóvenes tengan las mismas garantías procesales y alternativas que existen de resolución para los adultos", expresó la asesora general de Incapaces y actual presidenta del Ministerio Público, Mirta Lapad.
La provisión de reglas claras constituyó otro de los aspectos mencionados por Lapad: "Los menores tienen que tener garantizada la defensa técnica, existiendo reglas claras donde el fiscal investigue pero el menor pueda ejercer su defensa".
El procedimiento propuesto se aplicaría a las causas por delitos cometidos exclusivamente o con la participación de adolescentes que, a la fecha de la comisión del hecho, no hubiesen cumplido todavía los 18 años.

Bajo el análisis de los senadores

Enviado en los últimos días al Senado provincial y aún sin tratamiento en comisión, el proyecto de ley que establece la creación del régimen penal juvenil en Salta está bajo la lupa de algunos senadores.
"Existe terminología que no tendría que ser utilizada como el caso de "niñas y niños'', cuando en realidad ellos no cometen delitos. Así como ese, existen otros puntos que estamos analizando minuciosamente para fijar recién nuestra posición. Se trata de un tema muy delicado", dijo a El Tribuno la representante del Partido Obrero en la Cámara Alta provincial, Gabriela Cerrano. De aprobarse la iniciativa en ambas cámaras legislativas, se remitirá al Poder Ejecutivo para su promulgación.
A partir de entonces existe un año de plazo para designar a los fiscales penales juveniles y ampliar la cantidad de defensores oficiales y asesores de incapaces en los distintos distritos.
La participación de un adulto
El vacío existente en cuanto al sistema procesal penal para causas que involucran a menores de 18 años generaba dificultad cuando se trataba de delitos en los que existía la participación de un adulto.
El artículo 7 hace mención a que el o la adolescente permanecerá bajo la jurisdicción exclusiva del juez penal juvenil en lo que respecta al resguardo y protección de la persona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora