Dos meses y medio después del crimen Marcelino Dalmasio Sosa, en el paraje San Miguel, la Policía detuvo ayer a la madrugada a un hombre señalado de ser uno de los homicidas del joven de 21 años.
El hombre, cuya identidad no fue dada a conocer por la fuerza, estaba en la estación de ómnibus de la localidad de El Quebrachal (localidad distante a unos 80 kilómetros del paraje). Varias personas que lo vieron y lo identificaron, llamaron a la subcomisaría. En minutos, una patrulla llegó a la terminal, donde ubicaron al hombre y lo arrestaron.
Tras su identificación en sede policial, fue llevado a una celda y quedó a disposición de la Justicia.
Maniobra de desalojo
Aunque la investigación sigue en marcha, la hipótesis con mayor sustento es que Marcelino Sosa habría sido víctima de una violenta maniobra para desalojarlo de su casa.
Todo ocurrió el 20 de septiembre, según la primera reconstrucción que se hizo siguiendo el testimonio que dieron un adolescente de 14 años y dos niños de 7 y 8 años, familiares de la víctima, y también la declaración de vecinos de los Sosa.
Según los testimonios, dos hombres encapuchados llegaron al rancho donde vivía la familia, en el paraje San Miguel, en la madrugada. Hicieron varios disparos al aire, los amenazaron y le prendieron fuego a la casa. Al notar que el mayor -Marcelino- huía hacia el monte, salieron corriendo detrás de él y se internaron en la vegetación.
Un vecino de los niños llamó a la Policía de El Quebrachal, cuyos efectivos demoraron en llegar al lugar debido a los 80 kilómetros de distancia.
Cuando los efectivos arribaron, vieron las últimas llamas que devoraban la casa de los Sosa y encontraron a los tres menores que estaban a un costado de lo que había sido su casa hasta hacía minutos.
Tras escuchar su relato, iniciaron un rastrillaje en el monte y luego de caminar un kilómetro encontraron el cuerpo del joven con una mortal herida en el cuello. A su lado había un arma y varias vainas servidas.

Intentó defenderse
Según la primera investigación policial, el joven Marcelino Sosa intentó repeler el ataque de sus asesinos. A esta deducción llegaron tras recolectar de la escena del crimen un arma y varias vainas servidas que estaban junto al cuerpo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora