Colmada de familias, madres llenas de orgullos, abuelas con toda la alegría y jóvenes cargados de proyectos, la Escuela de Artes y Oficios finalizó el viernes un nuevo ciclo lectivo. La emoción de los egresados no faltó en ningún momento, el agradecimiento de los docentes y planes de estudio para el ciclo 2016 no tardaron en reclamarse y proyectarse.
Pablo Copa, director de la institución, junto a la secretaria de Acción Social, Guadalupe Colque, fueron los encargados de entregar los certificados a los 1.600 estudiantes que el viernes terminaron su formación en un oficio.
La apertura del acto estuvo a cargo de Pablo Lima, un joven estudiante de corte y confección. Lima recordó su primer día de clase y reconoció que incluso no sabía cómo funcionaban algunas de las máquinas que hoy maneja a la perfección. Hace unos días aprobó el curso con la creación de una vestido de novia. Con gran emoción, el joven agradeció el apoyo que siempre tuvo de los profesores de la institución.
A su tiempo, la profesora de Corte y Confección Silvia Ibarra reconoció que las palabras de uno de sus alumnos le tocaron el corazón.
Durante su alocución también destacó cómo durante todo el año se trabajó para poder capacitarse, vencer obstáculos y prejuicios. Para cerrar, la joven docente recordó que todos los profesores de la institución, además de ser educadores también viven de sus oficios, pues todos tienen su taller de trabajo. "No duden que se puede y ésta es la muestra", aseguró Silvia.
Minutos antes de entregar los certificados, Pablo Copa también se dirigió a todos los presentes. "Fue un año hermoso donde se pudo cumplir con todos los objetivos que nos habíamos propuesto para 2015", destacó Copa durante su presentación.
La Escuela de Artes y Oficios continuará con su trabajo durante el próximo año, con las carreras que ya se dictan y se analiza la apertura de nuevos cursos, además de talleres avanzados de los que ya se dictaron. Sin embargo, se presentan nuevos desafíos como el acceso al crédito y a puestos de trabajo.
Copa agradeció el apoyo de los docentes, de la Confederación Argentina de Empresarios, de la Uocra, Smata y la Universidad de la Administración Pública. "Un oficio permite cumplir todos los sueños porque se puede cambiar la realidad", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia