La inseguridad logra llegar a niveles extremos. El 2 de febrero del año pasado un bicipolicía que merodeaba por las inmediaciones del cerro San Bernardo fue herido de bala por un asaltante que intentó sustraerle el rodado. Desde este lunes se pondrá en marcha el juicio contra Miguel Martínez, quien a sangre fría disparó contra la humanidad del efectivo Francisco Pérez.
El hecho fue requerido a juicio por la fiscalía de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas y el mismo se realizará en la Sala I del Tribunal de Juicio. La acusación penal contra el imputado estará a cargo del fiscal Pablo Paz, el mismo que consiguió que la Justicia imponga duras penas en fallos por homicidio como el de Marcela Mamaní y el de Gabriela Surita.
En los relatos del hecho, el bicipolicía Francisco Pérez fue sorprendido por Martínez mientras circulaba por su zona en el cerro San Bernardo. Frente al intento de robo de la bicicleta, el policía ofreció resistencia y fue en ese momento cuando el acusado sacó un arma de fuego y le disparó en el tórax. Después se dio a la fuga por la ladera del cerro. En su escape, Martínez se metió por la fuerza en una vivienda de calle Ricardo Solá al 400.
La dueña de casa, aterrada por la situación, se escondió en un placard en uno de los dormitorios. Al cercar al delincuente, los policías intercambiaron disparos con el ladrón que seguía atrincherado en el interior del dormitorio. Por suerte, la mujer no sufrió lesiones y el asaltante pudo ser capturado por los efectivos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...