Delincuentes irrumpieron en una vivienda y redujeron uno a uno a los integrantes de una familia para luego alzarse con un jugoso botín de más de un millón y medio de pesos: los ahorros de toda la vida de una mujer de 84 años, jubilada. El hecho ocurrió el jueves por la tarde, en una casa ubicada en la calle 12 de Octubre 529, de Salta capital.
Alrededor de las 15.30, cuando caía una tenue llovizna, dos sujetos armados y con cascos que cubrían sus rostros irrumpieron por la puerta de entrada, de dos hojas. En principio, interceptaron a una adolescente de 14 años.
"Ella sintió que le pusieron la mano en la boca. Vio al ladrón con un casco de moto y una pistola plateada. La hicieron acostar. Después, los delincuentes fueron a la pieza de otra de mis hijas, la sacaron y revolvieron su placard pero solo encontraron una tablet y una cámara de fotos. En ese momento venía mi hermano, de 54 años, caminando y le hicieron lo mismo. También salió mi hermana, de 46 años, y la redujeron. Al último la sorprendieron a mi mamá y a otra de mis hijas de 18 años", relató Nelly Díaz Lenes, hija de la damnificada.
A todos los miembros de la familia los obligaron a sentarse en el piso de una galería. Con las armas de fuego los ladrones los intimidaban y amenazaban para que no los miraran.
Luego los delincuentes se dirigieron a la habitación de la mujer de 84 años, destrozaron un ropero grande que estaba bajo llave y sacaron uno por uno los cajones en los que estaban los ahorros de toda la vida que ella guardaba allí: 100 mil dólares y 30 mil pesos. En un momento uno de los delincuentes le dijo al otro: "Apurate, Conejo".
Con el dinero en su poder, y un celular, propiedad de una de las jóvenes víctimas, los ladrones encerraron a los miembros de la familia en la cocina y arrancaron los cables de teléfono e internet. La familia permaneció allí hasta no escuchar ningún ruido y después decidió salir. Los ladrones ya habían huido. El asalto duró unos 30 minutos. "Desde hace años, mensualmente, mi madre compra dólares, aunque poca cantidad. Antes lo hacía en compañía de mi hermano Raúl, quien falleció, pero desde hace un año y medio lo hace en compañía de una nieta. Mi madre también percibe un alquiler", manifestó a El Tribuno Sergio Díaz Lenes, abogado e hijo de la damnificada.
"Los ladrones sabían los movimientos de esta casa ", añadió. Una oficial de la Comisaría 1 acudió a la vivienda para tomar la denuncia. La Brigada y Criminalística concretaron pericias. "La Policía está bien orientada. Si bien es una situación difícil familiar, a nivel investigativo creo que pueden llegar a dar con estas personas", sostuvo Sergio Díaz Lenes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Franco Cardozo
Franco Cardozo · Hace 14 días

Che primero dicen que tenía 85 años ahora tiene 84 años hay veces que las noticias son media truchas.


Se está leyendo ahora