Un violento asalto a mano armada que dejó como saldo dos heridos, uno de ellos de gravedad, se produjo a las 12.45 de la mañana de ayer en la calle Gemes casi Esquina San Martín a menos de 50 metros de la plaza principal y al lado de la sucursal local del Correo Argentino.
Gran cantidad de transeúntes que pasaban por el lugar, otros que se encontraban en el local comercial y que funciona como lugar de pago extra bancario y venta de pasajes, así como chicos que se encontraban en la vereda de una confitería, vivieron momentos de pánico cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta y portando armas de fuego llegaron al local comercial y abordaron a su propietario para arrebatarle un bolso que contenía dinero en efectivo y que tenía previsto depositar en una sucursal bancaria de la ciudad.
Al parecer el comerciante, identificado por la Policía como Daniel Sandoval, se resistió al asalto utilizando su propia arma de fuego por lo que uno de los delincuentes comenzó a disparar con una pistola 9 milímetros. Una bala impactó en la pierna del comerciante en tanto otra hirió a un joven que pasaba por el lugar a bordo de una motocicleta. Otras versiones indican que este segundo herido se trataría de un joven que se encontraba haciendo fila con su esposa y dos niños dentro del lugar.
Luego que le quitaran el bolso que Sandoval llevaba consigo, los delincuentes se dieron a la fuga a bordo de la moto en la que habían llegado. Según algunos testigos, se trataría de una motocicleta de color roja en la que arribaron los dos sujetos vestido uno con una bermudas y el otro de jean.
Adriana Moya, la esposa del comerciante herido, aseguró que "no le robaron nada", aunque extraoficialmente efectivos policiales consultados por este medio aseguraron que el robo del bolso con dinero sí se concretó.
Durante el enfrentamiento hubo al menos seis disparos de bala.
Todo fue espantoso
La concejal Delia Rodríguez, propietaria de un local comercial ubicado a pocos metros del negocio, relató: "Fue terrible el momento que pasó la gente, muchos lloraban del susto, otros corrían desesperados, los chicos que estaban en la vereda de la fiambrería corrieron a protegerse adentro de los locales comerciales. No es la primera vez que en este local se produce un robo, pero es la primera vez que hay un asalto tan violento. Todos estamos muy angustiados", manifestó la edil.
Hasta las últimas horas de ayer la Brigada de Investigaciones de Tartagal no había podido dar con los dos delincuentes pero aseguraron que por el operativo desplegado no tuvieron oportunidad de escapar hacia otra localidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 13 meses

Por suerte no hubo muertos, una desgracia con suerte. y para la dueña, los que le robaron tienen 100 años de perdon

Tira Rex
Tira Rex · Hace 13 meses

gracias a dios ya se termina este gobierno corrupto lleno de inseguridad


Se está leyendo ahora