*

Aseguran que la "Llorona" apareció en Salvador Mazza y espantó a los gendarmes
"Se dice que gendarmes fotografiaron a La Llorona", reza la descripción que acompaña la foto subida por el medio de comunicación "Noticias Pocitos", donde se observa la figura de una mujer vestida de blanco y con pelo largo, a quien no se le ve la cara, en el barrio "Sector 5", de la localidad de Salvador Mazza.
Y como si esto fuera poco, vecinos admiten haber escuchado llantos estremecedores cerca del lugar. "Yo vivo en el sector 5 y hace más de una semana que la escucho y no es ninguna falacia. Yo tampoco creía en esas cosas hasta que la escuché", admitió con total sinceridad Yessi.
En nuestro país se dice que La Llorona era una mujer que mató a sus hijos arrojándolos a un río, por lo que se suicidó a causa del sentimiento de culpa. Se la describe como una mujer alta y estilizada vestida de blanco, a quien no es posible verle la cara y, en algunas ocasiones, tampoco los pies, de modo que parece que flota en el aire.
Embed
Es considerada un espíritu de malos presagios, y muchos señalan que puede causar enfermedades a las personas, empeorar la condición de quienes ya están enfermos o traer desgracias a los seres queridos. En otros relatos se presenta como una mujer inofensiva que necesita consuelo y ayuda, por lo que despierta la piedad de la víctima, pero, cuando esta se acerca a consolarla, le roba todas sus pertenencias.
Y así como algunos creen, otros en Salvador Mazza se ríen de la situación y advierten que como ahora hay más control de la Gendarmería de los contrabandos y del ingreso de droga, esto lo está haciendo para asustar a los oficiales.
LLORONA1.jpg
La Llorona en el fondo de blanco. En la foto se observa la sombra de la silueta del gendarme cuando saca la foto con su celular.
La Llorona en el fondo de blanco. En la foto se observa la sombra de la silueta del gendarme cuando saca la foto con su celular.

También en Mosconi

Los testimonios sobre la Llorona se multiplican en varias localidades del norte provincial. También en General Mosconi aseguran que escucharon sus lamentos a pocos metros de la ruta nacional 34, en inmediaciones del cementerio. Lucas Calderón, un vecino de la zona contó: "Yo paso todos los días por el cementerio. Nunca pasa nada. Pero una noche, hace pocas semanas, sentí entre los yuyos unos quejidos horripilantes. Se me erizaron los pelos, no quise ni mirar para atrás y de un solo envión atravesé el cementerio en un santiamén. Soy músico y ya estoy pensando en escribirle un tema. Ya había escuchado que había espantado a gente en Pocitos y Aguaray, pero no creía hasta que me pasó".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...