El sacerdote católico denunciado por abusos sexuales perpetrados contra una niña de 3 años y su primo de 5 fue detenido en la ciudad santafesina de Reconquista, en el marco de una investigación a cargo del fiscal Rubén Martínez.
Ubicada en el periférico barrio San Jerónimo, hasta allí llegó la patrulla policial que lo trasladó hasta la sede de la fiscalía local donde los representantes del MPA tenían previsto imputarle graves delitos sexuales en perjuicio de dos primos.
Los fiscales lo acusan de abusar de estos dos menores: una nena de 3 años y un nene de 5 años, y con las pruebas obtenidas -que se dicen contundentes en contra del cura- resolvieron librar la orden de detención, una medida que alteró el ritmo de la ciudad y la región por el impacto causado tanto en la comunidad católica como en toda la sociedad.
Néstor Monzón fue denunciado por abuso sexual por la madre de uno de los dos menores. El obispo diocesano Ángel Macín estaba al tanto de la investigación y pidió que la Justicia vaya a fondo con el caso. Antes, ya había separado del servicio religioso al acusado.
El padre Néstor, como se lo conoce, está a cargo de la parroquia María Madre de Dios, en el barrio San Jerónimo de Reconquista, pero antes estuvo en Romang, donde es recordada su posición en defensa del molino arrocero de esa ciudad.
De acuerdo con la información que trascendió en fuentes judiciales, a la que accedió Diario El Litoral, se tomaron todos los recaudos antes de emitir la orden de detención, que se esperaba para el lunes, pero que se concretó el martes.
Los fiscales realizaron varios estudios físicos y psíquicos a los chicos y determinaron que hay elementos suficientes para imputarle el delito de "abuso sexual".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...