No hay lugar del planeta en el que el presidente Barack Obama no se mueva sin su limusina blindada. El Cadillac One negro de siete toneladas de peso, equipado con hasta lanzagranadas al que le dicen "La Bestia".
El automóvil es blindado y tiene el más avanzado sistema de seguridad. Se dice que es capaz de resistir el impacto directo de bombas y granadas, incluso hasta un ataque nuclear y que tiene accesorios de defensa como cámaras de visión nocturna, lanzabombas automáticas, ametralladoras calibre 50 y lanza misiles y que está equipado con equipos de comunicación de ciencia ficción.
El derroche bélico que atribuyó el documental a la limusina no impresionó al mecánico de autos Antonio Rodríguez, residente en La Habana.
"En esa descripción debe haber mucho de espectáculo de televisión", supuso. En cuanto al blindaje, Rodríguez, reconoció que "si es duro como los Cadillac que se construían en los años 50, creo que puede resistir un maremoto", opinó sonriendo, un tanto irónicamente.
Rodríguez repara carrocerías de viejos "carros" construidos en Detroit que han "sobrevivido en las calles cubana por casi 60 años, pese al embargo estadounidense que cerró cualquier posibilidad de que llegaran piezas de repuesto a la isla.
"Todavía hay algún que otro Cadillac moviéndose en Cuba. No son tan grandes como se ve la de Obama en el documental, pero sí lo suficientemente duras para resistir tantos años", estimó. Sin embargo, atribuyó "en un 80 por ciento" la supervivencia de los Cadillac, y también de los Ford, Chevrolet, Oldsmobile, Buick y otros muchos autos "americanos" de los años 40 y 50 en uso aún en las calles cubanas, a la gran pericia de los mecánicos locales
La Bestia en La Habana
"Muchos de esos carros tienen motores petroleros injertados y también de carros rusos unas décadas más modernos", aseguró. "Y se rompen con frecuencia, aunque no para siempre", aseguró.
En el documental, "La Bestia Negra", o sea la limusina presidencial estadounidense, se sugiere que es "irrompible". Y pesa tanto pero tanto que los cubano temen que termien rompiendo el precario asfalto con que se cubrieron los bache de La Habana ante tan histórica visita.
En mayo del año pasado Obama y la Primera Dama Michelle, "quedaron varados en Irlanda a bordo del mismísimo auto presidencial", comentó entonces la publicación habanera Cubadebate
La majestuosa limusina quedó atascada en un desnivel de la salida de la embajada de Estados Unidos en Dublín. "Se escuchó de repente un bang, un crujido, un ruido de metal y el automóvil se quedó bloqueado", narró un periodista irlandés, testigo del incidente. Todo parece indicar que el chasis del pesado vehículo, muy bajo, se atoró con una pieza de cierre del portón
A pesar de que el precio no se ha publicado, de acuerdo con el diario británico The Guardian, cada limusina le cuesta al gobierno de EE.UU. US$1.000.000.
A "La Bestia" se la verá rodar por las calles de Buenos Aires, cuando Obama visite esta ciudad a partir del miércoles a la madrugada.
Ante cualquier contingencia el vehículo cuenta además con muestras de sangre compatibles con el presidente en caso de que se requiera una transfusión. También cuenta con tanques de oxígeno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 8 meses

Por lo visto, "La Bestia" tiene más poder de defensa y de ataque que las fuerzas desarmadas argentinas. Desarme que (bueno es recordarlo) se llevó adelante en forma metódica, incluyó "naufragios en muelle" y llevará años revertir. No para participar de estériles carreras armamentistas, pero sí para decir "basta" a los atropellos, a los narcos, a la pesca ilegal, etc., etc..


Se está leyendo ahora