El Gobierno de la Provincia asiste en Orán y Aguas Blancas a los sectores que fueron afectados ayer por un temporal de fuertes vientos y tormenta eléctrica. El trabajo en el territorio se encuentra coordinado por el secretario de Defensa Civil y Emergencia Social, Francisco Marinaro, quien se trasladó a la zona junto a la subsecretaria del área, Edith Cruz.
Fueron asistidas siete familias afectadas y se liberó el transito en el puente internacional Bermejo luego de 15 horas de estar obstruido por la caída del techo del tinglado de la oficina de la Aduana que se encuentra en la zona, donde además cayeron árboles de gran porte por las fuertes lluvias.
Marinaro subrayó que la respuesta del Gobierno provincial fue inmediata, apenas tuvieron conocimiento de los hechos, sin importar que se está en fechas festivas, al tratarse de una emergencia climática en un municipio que tiene tan solo 20 días de existencia institucional.
Asimismo, el funcionario acotó que los eventos climáticos que están sucediendo en nuestra provincia y en gran parte de nuestro país "se corresponden al denominado 'fenómeno del niño', que alterna períodos de sequía, olas de calor, tormentas vientos huracanados y granizo".
Como respuesta a la emergencia trabajaron Bomberos Voluntarios, personal municipal, Policía de la Provincia, de la Gendarmería y de la subsecretaria de Emergencia Social dependiente de Defensa Civil.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia