Las posiciones de las constelaciones y de los planetas en el horóscopo al momento en que nacemos no son meras coincidencias.
Estas posiciones fueron establecidas por nuestro karma o mejor dicho debido a nuestro karma acumulado a través de todas nuestras encarnaciones anteriores, nosotros nacimos en un determinado lugar del planeta, dentro de una familia específica, en el momento exacto en que las constelaciones y los planetas estaban posicionados de una manera precisa que determinará nuestro futuro y en gran medida nuestro destino en esta encarnación.
Este es el argumento principal de la astrología espiritual védica de la antigua India.
La práctica de "Jyotish" (la luz de Dios) también llamada Astrología Sideral, Védica, Hindú o fija, ha estado en uso continuo en lo que ahora es la India por más de 8.000 años y este sistema astrológico es ampliamente conocido en oriente y en los últimos años también se hizo popular en occidente.
Este método astrológico da indicaciones claras acerca de la personalidad y de aquello a lo que uno es propenso. También utiliza métodos predictivos tanto a corto como a largo plazo en la vida de una persona.
El estudio de las doce casas en un horóscopo de astrología sideral revela el pasado, presente, futuro y destino en todas las facetas de la vida. Por ejemplo la primera casa astrológica y el sol en la carta astrológica de alguien indican la salud de esa persona. la segunda casa astrológica y la posición de Júpiter revelan el destino kármico de un individuo en el área de sus finanzas, de la misma forma la posición en el horóscopo de Saturno y Mercurio representan la profesión o negocio, la novena casa representa los intereses religiosos, e inclusive existen fórmulas astrológicas para entender las vidas pasadas y futuras de un alma.
El sistema astrológico sideral u oriental, está basado en la posición del cinturón de las estrellas fijas y las constelaciones en los cielos, en contraposición al sistema zodiacal de occidente o tropical, el cual se basa en la posición del Sol en relación a la tierra. Hemos de señalar que éste sistema occidental es el que usan los astrólogos en Europa y en América.
El primer grado del zodíaco Sideral se mide desde un punto 180 grados opuesto a la estrella Spica y en contraposición, el primer grado del zodiaco occidental se da cuando el sol alcanza la posición arriba del ecuador que es cuando también se dá el equinoccio de primavera, alrededor del 22 de marzo de cada año en el hemisferio norte.
Hace unos 1600 años el primer grado era común para ambos sistemas. Sin embargo debido a las peculiaridades de la órbita terrestre, el cinturón de estrellas y constelaciones cambia de posición y los dos zodíacos se apartan cada vez mas. A ésto se le conoce en astronomía como el fenómeno de "precesión de los equinoccios".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora