Con una nutrida concurrencia, entre funcionarios de municipios vecinos, familiares y comunidad en general, juró y asumió en sus funciones Juan Mamaní el nuevo intendente de la Municipalidad de La Poma, quien sucede a un desgastado David Choque, tras largos años al frente de esta comuna vallisto-puneña.
En el acto que se realizó al aire libre frente al edificio municipal y la plaza principal del pueblo, también juraron y asumieron en sus funciones los nuevos concejales Roberto Bonifacio y Pedro Alancay, resultando extraña la ausencia de Vicente Alancay.
Vicente, el tercer concejal electo, no comunicó razón alguna de su ausencia, por lo que su incorporación quedará en suspenso hasta una próxima sesión especial del Concejo Deliberante.
El presidente de este Concejo será Roberto Bonifacio.
En la oportunidad también prestaron sus juramentos y fueron puestos en funciones los miembros del nuevo gabinete municipal. En Gobierno, Rubén Mamaní; en Obras Públicas, Isidro Alberto y en Cultura y Turismo, Esteban Ochoa.
"La nuestra será la versión de una nueva metodología en la función pública municipal", afirmó el flamante intendente al tomar el juramento a sus funcionarios.
El nuevo jefe comunal, indicó además que cada día los pomeños reclaman un desarrollo acorde a los tiempos modernos, para dejar de ser solo pueblitos perdidos en el interior de la provincia.
Por tal motivo, dijo que asume con el compromiso de poner el mayor esfuerzo para que ese desarrollo se concrete en el tiempo de su mandato.
Asistieron a este acto los intendentes reelectos de San Antonio de los Cobres, Leopoldo Salva, y de Tolar Grande, Sergio Villanueva, también estuvieron los legisladores provinciales por el departamento La Poma, Dany Nolasco y Mario Sara pura.
Luego, un grupo de copleras pomeñas brindaron al intendente coplas alusivas a su función dejando con su canto los mejores deseos de éxitos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia