Un hombre mató a una persona e hirió a otras tres con un cuchillo en una estación de tren cerca de Munich, al grito de "Allah akbar" (Alá es grande), según informaron medios locales. Las cuatro víctimas del ataque son varones. La persona fallecida tenía 50 años. Los otros tres heridos, de 58, 43 y 55 años, se encuentran ingresados en distintos centros hospitalarios de la región.
Las fuerzas de seguridad arrestaron al hombre, un alemán de 27 años, junto a la estación de Grafing, en el municipio de Ebersberg, poco después de la agresión. En un comunicado, la fiscalía señaló que el atacante no reside en el estado de Baviera, en el que se encuentra la localidad de Grafing.
Además, siguen investigando lo sucedido, así como las declaraciones de varios testigos, que han asegurado que el hombre gritó "Alá es grande" antes de lanzarse sobre varios pasajeros de forma indiscriminada. Según un vocero de la fiscalía, el atacante "hizo declaraciones en el lugar del crimen que indican motivos políticos, aparentemente islamistas".
La estación de Grafing permanece cerrada y el tráfico de trenes de cercanías interrumpido ya que la policía está investigando el "escenario de un crimen", explicó un vocero de la policía de Oberbayern Nord. "Algo como esto es absolutamente nuevo y sacude profundamente a la gente que, de lo contrario, solo ve estas cosas en televisión", explicó la alcaldesa de Grafing, Angelika Obermayr.
"Que esto pueda pasar aquí es absolutamente sorprendente". Describió la localidad como "una localidad bávara absolutamente pacífica".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora