Fuerzas de seguridad somalíes pusieron fin durante la madrugada de ayer al asedio de un grupo de extremistas en un hotel de la capital somalí, Mogadiscio, donde murieron al menos 15 personas, incluidos dos parlamentarios.
El asalto comenzó cuando un vehículo cargado de explosivos estalló en el exterior del hotel Ambassador el miércoles por la tarde, tras lo cual tres insurgentes irrumpieron en el edificio, según la misión de la Unión Africana en Somalia. La fuerza multinacional de la UA respalda al frágil gobierno de Somalia frente a la insurgencia del grupo extremista islámico Al-Shabab, que se atribuyó la autoría del ataque.
Un insurgente fue asesinado a la entrada del hotel mientras que los otros dos se internaron en el edificio y dispararon a residentes, dijo que la UA en un comunicado. Todos los atacantes fueron asesinados en un cerco que terminó a primera hora del jueves.
El ataque se produjo la víspera del mes sagrado musulmán del Ramadán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora